Compartir
Publicidad
El Parque Sempione: qué ver y hacer junto al Castillo Sforzesco en Milán
Italia

El Parque Sempione: qué ver y hacer junto al Castillo Sforzesco en Milán

Publicidad
Publicidad

Hace unos días nos deteníamos en el fotogénico barrio de los canales de Milán y hoy vamos a recorrer otro de los espacios más recomendables en nuestra visita a la ciudad: el Parque Sempione en el centro de Milán.

La mayoría de los viajeros hacen parada en el Castillo Sforzesco de Milán, pero muchos no se adentran en este Parque, que muchas veces pasa desapercibido. Pero merece la pena dar un paso más y recorrer el parque, construido entre 1890 y 1893, al estilo de los jardines ingleses. A lo largo de sus casi 50 hectáreas podremos pasar un buen rato disfrutando de esta zona verde en el centro de la ciudad.

El parque fue construido en el 1890 sobre una antigua plaza que usaban desde el castillo como formación militar (piazza d'armi en italiano). El parque es muy frecuentado por los milaneses que acuden a él para relajarse, tomar el sol, hacer picnic, para divertirse en las zonas de juegos para niños, para hacer deporte...

Hay también una laguna con patos y cisnes y varios quioscos para tomar algo a la sombra de algunos de los cientos de especies de árboles de todo el mundo, incluidos algunos monumentales: un olmo, cerca de la estatua de Napoleón III, un castaño de Indias cerca del "puente de las sirenitas" y, por su forma, un plátano cerca de un pequeño lago.

En este parque se encuentran el Palacio de la Triennale, el Arco de la Paz, el Estadio Arena de Milán, el Acuario cívico y la Torre Branca.

Trienal de Milán

Triennale Milán

La Triennale di Milano es un museo de diseño y de arte localizado en el Parco Sempione, ubicado en el Palazzo dell'Arte, el cual fue diseñado por Giovanni Muzio y construido entre 1931 y 1933.

El museo alberga exposiciones que reivindican el diseño italiano contemporáneo, la planificación urbana, la arquitectura, la música, y el arte, poniendo de relieve la relación entre el arte y la industria. En su Collezione Permanente muestra los objetos más importantes en el diseño contemporáneo italiano.

En 2016, después de una prolongada pausa, se volvió a celebrar la exposición internacional de arte y diseño Triennale di Milano ("la exposición trienal de Milán"). Abre de martes a domingo y el precio varía según las exposiciones del momento (conviene consultar su web).

Acuario Cívico de Milán

En una de las puertas del Parque Sempione, entre el Arena Cívica y el Castillo Sforzesco, podremos adentrarnos en un precioso Acuario, el Acuario Cívico de Milán, un precioso edificio de estilo Art Noveau "liberty" que nos adentra en la riqueza del mundo submarino.

Se trata del único edificio que se conserva del complejo construido con motivo de la inauguración de la Exposición Internacional de Milán, que ocupó la zona del actual Parque Sempione y de la Feria de exposiciones de Milán (1906).

El horario de apertura del Acuario Cívico de Milán es de martes a domingo de las 9 a las 17'30 horas. La entrada cuesta 5 euros (3 euros reducida). Es gratuita la última hora de ingreso y los martes a partir de las 14 horas.

Arco de la Paz de Milán

Arco de la paz Milán

El Arco della Pace es un arco de triunfo situado en la Piazza Sempione, que formaba parte de la antigua Porta Sempione al parque. El monumento, realizado en mármol de Crevola, tiene 25 metros de altura y 24 metros de longitud.

Se empezó a construir a principios del siglo XIX bajo el impulso del ayuntamiento de Milán y de Napoleón, pero tras la caída del Reino de Italia en 1814 se abandonó el proyecto, retomándose en 1826 con el emperador Francisco I de Austria, que lo dedicó al Congreso de Viena, la paz que había reunido en 1815 a las distintas potencias europeas.

Se finalizó en 1838,y fue inaugurado por Fernando I, emperador de Austria y Rey de Lombardía-Véneto. A lo largo del tiempo se le añadieron varias inscripciones dedicatorias.

Arena Cívica de Milán

En el siglo XIX se levantó este estadio-circo concebido para albergar todo tipo de actividades deportivas y espectáculos. Su nombre oficial desde 2002 es Arena Gianni Brera (en homenaje al periodista y escritor Gianni Brera) y desde 2010 es el campo del Amatori Rugby Milano. Incluso, a mediados del siglo XX llegó a albergar algún partido del Inter de Milán.

Ha visto grandes conciertos musicales, pero lo mas curioso son los espectáculos de batallas navales que se han llevado a cabo en él, para lo que se tenía que rellenar de agua.

De exterior neoclásico, inspirado en el Circo Massimo de Roma, en el interior simplemente encontraremos un moderno campo con césped y pistas de atletismo. No siempre está abierto, ya que depende de los espectáculos programados, de modo que conviene consultar la agenda, porque muchos hacen que merezca la pena adentrarse en este espacio.

Torre Branca

Torre Branca Milán

Por último, nos subimos a la Torre Branca, una torre de observación de acero situada en el interior del Parco. Fue construida en 1933, con ocasión de la V Triennale di Milano, con el nombre de Torre Littoria (también llamada Torre del Parco). Después de abrir y cerrar a las visitas, incluso de servir como bar restaurante, en la actualidad sí podemos acceder a lo alto y disfrutar del mirador hexagonal.

Con sus 108,6 metros de altura es la octava estructura más alta de la ciudad, superando por muy poco al Duomo. Es por ello que las vistas desde su mirador no te dejarán indiferente. Está construida totalmente con tubos de acero atornillados y en la actualidad un pequeños ascensor en el centro de la torre permite la subida de cinco visitantes en cada viaje al mirador panorámico.

La visita dura siete minutos, el tiempo suficiente para hacer funcionar la cámara... Las paredes de cristal del mirador permiten unas excelentes vistas del parque y toda la ciudad desde el interior de la torre: los modernos rascacielos, el centro histórico con el Palazzo Reale y el Duomo, o en primer término el Arena Civica, el Castello Sforzesco...

Vistas desde Torre Branca Milán

En los días claros es posible ver toda la ciudad, buena parte de la llanura lombarda, los Apeninos y los Alpes. Si hay mal tiempo o fuerte viento, la subida a la torre se suspende. Se puede comprar la entrada adquiriéndola online (6 euros) o allí mismo (el pasado verano costaba 5 euros). Los niños menores de 3 años no pagan y hay entrada reducida para los que tengan entre 3 y 6 años.

En invierno (de septiembre a mayo) abren miércoles y fines de semana, el resto del año abren todos los días excepto lunes. Los miércoles entran gratis los escolares y pensionistas.

En fin, esperamos que disfrutéis de este paseo por el Parque Sempione en Milán que, como podréis comprobar, tiene mucho que ofrecer junto al Castillo Sforzesco.

Fotos | Francesco Negri, Fred Romero, Angelo Amboldi, mauro gambini y Francesco Negri en Flickr-CC
En Diario del viajero | Milán, más que el Duomo: visita al Museo de Historia Natural, Cómo sacar entradas para ver "La última cena" en Milán, No te pierdas los platos típicos de Milán

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio