Compartir
Publicidad
Biel, la ciudad de los relojes y de los 70 idiomas
Recomendaciones de la casa

Biel, la ciudad de los relojes y de los 70 idiomas

Publicidad
Publicidad

La vieja Europa guarda secretos que vamos desgranando poco a poco, lugares muy apetecibles para visitar para todos aquellos que quieren coger un coche y conocer pueblos y lugares llenos de historia y curiosidades. No todo es playa ni lugares turísticos masificados, por eso nos apetece acercarnos a Biel, la ciudad de los relojes y de los 70 idiomas.

Con un pasado industrial enorme en el siglo XIX, la ciudad suiza de Biel esconde también una ciudad vieja de origen medieval que deja con la boca abierta con sus calles empedradas y edificios, plazas y callejones tranquilos. La industria continúa con la tradición relojera y aquí tienen su sede las marcas más famosas del mundo.

Ch Biel Altstadt 6

Biel es la metrópoli de los relojes suizos, situada en el extremo norte del lago de Biel, justo a las faltas de Jura y rodeada de un maravilloso paisaje de lagos. Una ciudad bilingüe en la que se habla casi a partes iguales alemán y francés (aunque el primero está en horas algo más bajas). ¿Y los otros 68 idiomas? Muy sencillo, los apenas 50000 habitantes de la ciudad proceden de casi 120 nacionalidades diferentes, y se estima que podrás oír, en algún momento por sus calles casi 70 idiomas.

11664745484 41497a2f92 K

En su zona vieja, con sus pintorescas plazas y sus casas históricas de estilo rústico quedarás admirado por la arquitectura. Muchas de las viviendas antiguas tenían cuevas subterráneas para poder almacenar el vino durante el año. La Place du Ring es el lugar ideal para sentarse a tomar algo y observar a la gente y luego entrar en la iglesia dedicada a de San Benito de Nursia, y que tras la catedral de Berna, es la segunda más importante del cantón.

Para visitar la zona vieja hay tours guiados en varios idiomas que harán que conozcas a la perfección todos y cada uno de los rincones de esta ciudad, partiendo de su origen origen Romano. Pero también puedes coger un funicular a las montañas o decir irte de museos, ya que tienen en Neues Museum Biel, uno de Historia, otro de Arte y Arqueología y el Centre d'Art Pasquart.

El Valle de la Relojería

Rolex Bienne 01

Entre su industria destaca esa tradición relojera, y que todavía hoy en día se ejerce de manera tradicional. Aquí nacen los relojes Swatch, Rolex, Omega, Tissot, Movado y Mikron, de ahí que se conozca como el Valle de la Relojería. Por supuesto no pueden faltar relojes en plazas públicas. Además, en la ciudad también se han hecho un hueco empresas de otros sectores industriales y de la comunicación.

11664675753 2a3b4e2719 K

Con la relojería presente en todos lugares no se puede dejar de visitar el Omegamuseum. La que en su momento fue la marca de relojes más famosa del mundo, antes de que se publicitara ya la llevaban todas las personalidades. Se puede recorrer la historia de los últimos tres siglos a través de los más de 4000 relojes de pulsera que exponen allí, además de herramientas, fotografías y, sobre todo, el banco de trabajo en el que nació la marca hace 160 años.

Los Tres Lagos

Stc6330a 1 ©ST/SwissImage Patrick Brisset

Su ubicación la convierte en la atractiva puerta de entrada a la región de “los Tres Lagos“, situada alrededor de los lagos de Biel/Bienne, de Neuchâtel y Murten. Un destino ideal para visitar los viñedos que cubren las laderas de sus montañas y los amplios campos de hortalizas en la llanura. Desde Biel existe una gran oferta de excursiones a pie y en bicicleta, que se pueden empezar a consultar en My Switzerland. De esto que os acabamos de contar queremos destacar el Sendero de las Vides (Rebweg) y el Museo de las Viñas (Rebbaumuseum) de Ligerz.

Además, hay rutas que permiten navegar por los lagos y el río Aar en barcos de recorrido. Uno de los itinerarios favoritos es el paseo por los tres lagos (Drei-Seen-Fahrt).

Imágenes | ©ST/SwissImage Markus Buehler-Rasom, Patrick Nouailler, Wikipedia, Lien,

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio