Publicidad

Consejos útiles para moverse por la Gran Manzana y no morir en el intento: (III. Transporte privado)
Recomendaciones de la casa

Consejos útiles para moverse por la Gran Manzana y no morir en el intento: (III. Transporte privado)

Publicidad

Publicidad

Después de hablaros de cómo utilizar el sistema de metro en Nueva York y continuar con el resto de transportes públicos como ferries, autobueses o bicicletas, hoy abordamos otro aspecto de la compleja red de transportes de Nueva York, relativa a los medios privados de transporte.

Para ello, os cuento algunos consejos para no perderse entre los coches, los taxis, y “ubers” de Nueva York utilizando estos transportes sin morir en el intento. El uso del transporte privado en una ciudad tan poblada como Nueva York puede no ser la opción más rápida y desde luego no es la más barata. Sin embargo, puede ser necesaria o conveniente en algunos momentos, por alguna emergencia o para moverse seguro por la noche.

Uno de estos momentos puede ser la llegada al aeropuerto, tanto el Aeropuerto JFK como el de la Guardia se encuentran bastante alejados del centro de Manhattan (aunque relativamente cerca de otras áreas metropolitanas como Queens o Brooklyn). Si llevas mucho equipaje o vas muy lejos tal vez te convenga coger un taxi.

Otro momento en el que puedes querer elegir el transporte privado es por la noche. El área central de Manhattan es segura, pero algunos barrios de Nueva York no lo son tanto. Los índices de criminalidad son bastante altos en algunas zonas de Harlem, Queens o el Bronx. Especialmente si estás solo, si no conoces la zona o queda lejos de donde te deja el transporte público, tal vez quieras utilizar algún método de transporte privado.

Taxis

Privado2

La ciudad de Nueva York está plagada de taxis, por lo que no debería ser un problema coger uno, casi desde cualquier parte, a casi cualquier hora. Espera a ver uno con luz verde y levanta la mano con confianza, puede que hasta tengas que hacer fila para coger un taxi en medio de la calle pero no desesperes, hay muchísimos.

Hay algunas cosas que debes tener en cuenta antes de decidir hacer un viaje en taxi:

  1. El tráfico de Nueva York. Especialmente en hora punta puede ser realmente desesperante
  2. El precio.Los taxis en Nueva York son caros, bastante más caros que en España. Además al precio de la carrera debes sumarle la propina obligatoria (puedes elegir entre los diferentes porcentajes que te ofrezca el taxista pero normalmente es entre un 20-25% del precio) y las tasas.
Privado3

La alternativa al taxi, los ubers

Si no te importa renunciar a la experiencia de parar un taxi amarillo en la Quinta Avenida al más puro estilo Hollywood, “Uber” es una opción que puede suponer algunas ventajas. Uber es un sistema de transporte a través de una aplicación móvil. Descargas la aplicación “Uber” (gratuita), metes tu tarjeta de crédito, envías tu ubicación y en unos pocos minutos van a buscarte. Ya os contamos que en Nueva York hay más Ubers que taxis convencionales.

Uber ofrece diferentes servicios: un coche privado pequeño, uno grande por si estás con gente o un viaje “compartido” un “asiento”. También cuenta con la ventaja de que estima el precio de la carrera antes de solicitar el servicio y cuenta con diferentes descuentos y promociones. Aunque no puedes evitar el problema del tráfico Uber es una opción definitivamente más económica.

Privado4

Coche privado o de alquiler

Una última opción, sobre todo si quieres viajar a otros sitios es alquilar un coche. Ten en cuenta que encontrar aparcamiento en Nueva York puede ser un auténtico infierno, además del problema del tráfico.

Si decides alquilar un coche para hacer algo de turismo por el estado de Nueva York mi consejo es que te alejes del área de Manhattan antes de recogerlo. New Jersey, Yonkers o New Rochelle pueden ser opciones más razonables para coger y devolver tu coche que Manhattan, Brooklyn o Queens.

Aunque el sistema de transporte público de Nueva York es robusto y eficiente, el transporte privado puede ser conveniente y necesario en algunas ocasiones, y es una parte imprescindible de cómo moverse por la Gran Manzana y no morir en el intento.

Imágenes | ooznu | William Warby | Simonne Henne | joiseyshowaa
En Diario del Viajero | Consejos útiles para moverse por la Gran Manzana y no morir en el intento (I): El metro
En Diario del Viajero | Nueva York: atrévete a vivirlo desde arriba

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir