Compartir
Publicidad

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Estrasburgo

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Estrasburgo
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Probablemente si piensan en Francia como un destino romántico lo primero que se te vendrá la cabeza será París. Sin embargo, hoy quiero recomendaros una de esas ciudades de cuento que enamoran y que, sin duda, son un perfecto destino para San Valentín: Estrasburgo.

Porque esta ciudad, sede de las instituciones europeas, esconde muchos rincones mágicos que merecen ser descubiertos. No en vano fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1988.

Zooestrasburgo

En tu visita a Estrasburgo debes guardar un lugar, sí o sí, para recorrer la Petite France, un precioso barrio con casas de madera que datan de los siglos XVI y XVII. La conservación de este entramado de calles es excepcional, y cada ventana, cada portón y cada fachada, te darán para perderte con la mirada y la cámara de fotos.

Otro paseo romántico podrás darlo por el Parc d l'Orangerie. Situado cerca de las instituciones europeas, podrás llegar a él fácilmente con el tranvía E y bajándote en la parada Droits de l'Homme. El parque es una de las zonas más queridas por los habitantes de la ciudad, además de por la belleza típica de cualquier parque europeo, porque en su interior podrás visitar, gratis, un pequeño zoo con una importante muestra de animales.

Salonte

Para conquistar a tu pareja te sugerimos tomar un té en el Hotel Le Bouclier. Es un alojamiento que, además de ofrecer habitaciones y Spa, dispone de un precioso salon de té.

Una de las principales atracciones de Estrasburgo son sus paseos en barco Batorama. Es una ciudad muy fría, pero tranquilos, porque los barcos están perfectamente acristalados para que, ni pases frío, ni te pierdas detalle del paseo, que te recorrerá la ciudad por el río que atraviesa el corazón de la misma.

Si el tiempo acompaña, no dudes en subir a la terraza panorámica de la catedral de Notre Dame, otra de las joyas de la ciudad en la que, además, podrás visitar su imponente y curioso reloj astronómico.

Y para cenar, déjame recomendarte el restaurante Le Thomasien, situado en la Petite France. Su decoración es típica de Alsacia, y es muy acogedor. Además, podrás probar todas las especialidades gastronómicas de la zona, y a muy buen precio. Ve con tiempo... ¡Se llena!

En Diario del Viajero | El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Samaná en la República Dominicana
En Diario del Viajero | El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Granada
Imagen | teclasorg, Instagram

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio