Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Alquilar un barco con patrón para viajar navegando a vela?

¿Alquilar un barco con patrón para viajar navegando a vela?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son muchas las personas que tienen asociada la imagen de viajar en barcos veleros como algo lujoso, caro o inaccesible para el viajero medio. Esa impresión puede ser consecuencia de lo que se ve en televisión o en la prensa del corazón o porque se hace una asociación entre vela y "alta sociedad". Yo mismo pensaba así hasta que con treinta y tantos años me acerqué a una escuela de vela para averiguar por mí mismo cuál era su atractivo.

Dejando de lado el tema de la vela ligera porque no estamos hablando de deporte sino de viajes, la navegación a vela en barcos de tamaño medio --tipo crucero-- es muy agradable, divertida y accesible para casi todos los bolsillos. No estoy hablando de ir en un barco de 30 metros de eslora con tripulación y servicios, sino de alquilar un barco con su patrón, para hacer navegación costera o viajes pequeños. En este artículo os hablaré de los pros y los contras de este tipo de viaje, así como de lo que podréis descubrir al ver las ciudades desde la perspectiva del mar.

Navegar a vela, una forma de viajar

Viajar en barcos propulsados por la fuerza del viento incidiendo en las velas, es una forma muy atractiva de recorrer las costas, o incluso de recorrer el mundo. Los barcos veleros son una excelente forma de cubrir pequeñas distancias y tienen una gran ventaja y es que son a la vez el medio de transporte y el lugar de alojamiento.

Valorando ambos costes, el conjunto no es tan caro como puede uno pensar. Normalmente, en barcos para 6-8 personas y viajes costeros, puede salir más barato que el precio de cambiar de hotel y los desplazamientos en trenes, autobuses o coches particulares, además de que las vivencias serán inolvidables para todos.

A diferencia de los barcos a motor, --las lanchas--, cuyos consumos de combustible son tan altos que encarecen muchísimo el precio del viaje, un barco velero puede alquilarse a precios similares a los de un hotel de 4 estrellas, con la ventaja de que haremos un turismo diferente, practicaremos o aprenderemos un deporte, y viviremos una experiencia menos habitual en nuestras vidas.

alquilar-velero-patron

¿Con patrón o sin patrón?

Salvo que tengáis el PER, --Patrón de embarcaciones de recreo, el Título oficial que os habilite para navegación costera--, no podréis alquilar un barco velero para navegar por vuestra cuenta, por lo que será necesario alquilar el barco con patrón.

Aún teniéndolo, es preferible alquilar con patrón cuando no conozcáis la costa, ya que su experiencia hará que el viaje sea más completo al descubriros lugares interesantes para echar el ancla o fondear, para daros un baño o para elegir dónde conviene atracar.

En todo caso el patrón pactará con vosotros todo lo relativo al viaje, el recorrido y las paradas, dentro de lo posible, al depender del clima y el viento. Durante el viaje, será uno más a la hora de comer, y normalmente solicitará cierta ayuda en las maniobras del barco, tanto al llegar o salir del puerto como para virar o cambiar las velas.

Pros y contras de hacer viajes en velero

Si nunca has navegado, seguro que te fascinará la sensación de libertad, te emocionarán las escoras o inclinaciones del barco y podrás vivir una experiencia inolvidable. Además verás la costa desde el mar, y te sorprenderán los relieves de los cabos y golfos, o incluso entenderás cómo orientarse y encontrar un rumbo con las explicaciones del patrón.

Al navegar a vela se relaja uno y desconecta del mundo y de la rutina habitual, lo cual es muy agradable. De hecho la navegación a vela comparte algunas de las razones por las que me gusta bucear, como la posibilidad de descubrir otra perspectiva de los países o ciudades visitasdos, unas vistas espectaculares, la sensación de paz y la concentración, etc.

viajar en velero por la costa

Sin embargo, hay que tener en cuenta otros factores: los barcos de vela son espacios pequeños por lo que la convivencia se estrecha mucho y no hay lugar para escapar en caso de discusión o malestar con los compañeros. Todos deben estar preparados para esa posibilidad y ser flexibles y ceder. Ese espacio limitado hace que sea importante no llevar mucho equipaje y mantenerlo recogido para no incomodar a los demás.

Si eres propenso, probablemente puedas sentir mareo cinético y llegar a vomitar. Sigue los consejos del patrón del barco o los que te indicamos aquí para evitarlo.

Valoración y recomendación

Antes de contratar un viaje en barco velero de larga duración, os recomendamos alquilar un viaje costero para probar la experiencia de la navegación a vela y valorar si os gusta. Un pequeño recorrido de una o dos noches a bordo será suficiente para tomar la medida a este medio de transporte y alojamiento. Si al hacerlo, el viaje se os queda corto, ya iréis alargando la duración de la travesía.

Fotos | Pakus en Flickr En Diario del Viajero | El cabo de Palos, en Murcia En Diario del Viajero | Pequeños inconvenientes que nadie me contó sobre un crucero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos