Sigue a Diariodelviajero

Avión


Historias curiosas a bordo de un avión hemos visto y muchas: la muerte de un piloto en pleno vuelo, los pilotos que olvidaron aterrizar, el pasajero que pretendía tomar el control del avión y llevarlo hasta su planeta y la viajera olvidada a bordo. Pues la historia de hoy parece salida de una película, ya que se trata de un polizón que viajó en el fuselaje desde Viena hasta Londres y logró sobrevivir.

Un joven rumano de 20 años es el protagonista de esta historia que podría decirse que tiene un final feliz, ya que logró salir vivo de los peligros que supone viajar en ese sitio y soportar los casi 41 grados bajo cero a los que se llega a esa altura. Un viaje de dos horas que lo trasladó desde Viena hasta el aeropuerto de Heathrow en Londres, sitio donde fue encontrado con algunos síntomas de congelación, pero fuera de peligro.

Así, con la idea de emigrar y buscar trabajo, el joven logró sortear la seguridad del aeropuerto austríaco, esconderse y subirse al primer avión que pudiera. Y fue ese un avión del Gobierno de los Emiratos Árabes Unidos, un Jumbo-Jet que, sin saberlo, lo trasladó durante dos horas.

De este modo, y ante la publicación de la noticia, son muchos los que se preguntan cómo funciona la seguridad en ciertas terminales aéreas, en ese caso la de la capital de Austria. Pero, peor aún, como un ciudadano común tuvo libre acceso a un avión perteneciente a un gobierno. Una historia con final feliz… y con un poco de suerte para todos sus protagonistas.

Vía | 20 Minutos
Foto | Flickr de m0bile
En Diario del Viajero | Roma: un periodista se coló en su aeropuerto y dejó en duda su seguridad

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios