Compartir
Publicidad
Publicidad

En el Zoo de Beijing, puedes comerte a sus animales

En el Zoo de Beijing, puedes comerte a sus animales
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

En el Zoológico de Beijing, después de pasearte por sus instalaciones y ver sus ejemplares, puedes sentarte a la mesa de su restaurant y pedir algunos platos cuyo ingrediente principal es carne de algunas de las especies que allí mismo se muestran.

Más allá de las denuncias de organismos conservacionistas, la carta del restaurant Bin Feng Tang que se ubica dentro del Zoológico ofrece platos tradicionales desde hace tiempo. Entre ellos: escorpiones, pavo real, huevos de avestruz, sopa de aleta de tiburón, etc.

Por un lado, como en todos los zoológicos del mundo, los visitantes no pueden alimentar a los animales expuestos. Sin embargo, sí pueden comérselos después. Bueno, al menos a algunos de ellos.

De hecho, hasta hace poco, en las jaulas de los animales se describía cuáles son sus partes más sabrosas o útiles para la tradicional medicina china, aunque estos carteles hayan sido retirados adaptándose al cambio de los tiempos.

Me pregunto: después de recorrer el zoológico o haberse paseado entre los pavos reales, ¿alguien puede ordenar un plato de pechuga de pavo real para almorzar?

Vía | Guardian En Diario del Viajero | Comer en Beijing En Diario del Viajero | La "ruta del tapeo" en Beijing, China En Diario del Viajero | Comida callejera en China En Diario del Viajero | Comida china

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio