Compartir
Publicidad
Publicidad

Introducción a la comida india: el Chai

Introducción a la comida india: el Chai
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Seguimos repasando los elementos más característicos de la cocina india, pero esta vez, por cambiar un poco de tercio, vamos a centrarnos en una de sus bebidas, concretamente en el chai.

Considerada la bebida nacional, el chai, o masala chai, es un té negro hervido con leche y azúcar al que se añaden muchas especias, tales como el clavo, la pimienta, el cardamomo o el jengibre.

Como suele ocurrir en estos casos, cada zona o casa adapta el chai a sus gustos y preferencias, y por eso ningún chai sabe igual que el anterior: más dulce, más picante, con un toque de canela… En cualquiera de sus variantes, lo más importante es que, una vez hervido y colado, el chai sea consumido inmediatamente, ¡a nadie le agrada un chai frío!

Más que un simple modo de apagar la sed, beber una taza de chai, como el cine de Bollywood, las pujas o el criket, , es un acto social y un elemento fundamental de la cultura india. Para un habitante del país, cualquier momento del día es bueno para tomar un buen chai caliente: por la mañana, por la tarde, tras las comidas, en pleno verano…

Esto se extiende a los viajes en tren, en cuyas paradas decenas de chai wallahs (vendedores de chai) suben a los vagones para recorrerlos a toda velocidad al grito de “¡chai, chai, chai, chai, chai!”, ¡imposible pasar desapercibidos! Lo normal es que si alguien compra chai, invite también a sus compañeros de asiento; y así, en la próxima parada, será él el invitado.

El resultado: nunca menos de dos tazas del sabroso elixir por cada hora de trayecto, ¿será tanta teína el origen de ese curioso y ondulante movimiento de cabeza que tanto caracteriza a los indios?

Foto | Michal Svec en Flickr En Diario del Viajero | Introducción a la comida india: el Thali, Introducción a la comida india: el Dosa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio