Compartir
Publicidad

Los momos: un plato típico de la cocina de los Himalayas

Los momos: un plato típico de la cocina de los Himalayas
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Una de las comidas más deliciosas, saciantes y baratas que he probado a lo largo de mis viajes han sido los momos: un plato característico de la cocina tibetana y nepalí, que a simple vista recuerda bastante al ravioli italiano.

El aspecto exterior de los momos es el de un pequeño capullo o empanadilla, hecho a base de harina de cebada y agua, que mezcladas convenientemente dan una masa de color casi blanco.

Esta masa se extiende y aplana sobre una superficie lisa, para posteriormente ser cortada en dorma de oblea y rellenada con diferentes verduras, pollo, búfalo (yak) e incluso queso. Sea cual sea el ingrediente principal elegido, va siempre aderezado con diferentes especias que le otorgan su sabor tan característico.

Una vez rellenos y cerrados, los momos se cocinan en una olla al vapor, de donde en unos pocos minutos salen listos para ser saboreados. Normalmente, el cocinero los sirve en un pequeño plato o recipiente desechable (en el caso de los carritos callejeros) y los riega con una sabrosa salsa, también muy especiada.

Paseando por los pueblos de Nepal e incluso algunas ciudades del norte de India, es muy raro no tropezar en algún momento con un puesto dedicado exclusivamente a la venta de momos. Pero todavía más difícil es resistirse a ellos, ya que están buenísimos y son extremadamente baratos: un plato de unas ocho unidades ronda los 30 céntimos de euro.

Imagen | Ritesh Man Tamrakar En Diario del Viajero | Restaurante en un cementerio en India, Vietnam: ABC gastronómico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos