Compartir
Publicidad
Rutas por el Parque Nacional de Ordesa III: Los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo
Consejos

Rutas por el Parque Nacional de Ordesa III: Los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo

Publicidad
Publicidad

Como ya os conté en las dos entradas anteriores sobre el Parque Nacional de Ordesa y la subida al Monte Perdido, al hablar de Ordesa, estamos ante uno de los Parques Nacionales más impresionantes de España. Ésta es la última etapa que os voy a presentar, la ruta por los glaciares franceses hata el refugio de Sarradets y el Valle del Bujaruelo.

Tras haber subido y bajado el Monte Perdido, en esta última parte de la ruta por el Parque Nacional pasaremos a Francia por la Breca Roldán llegando al refugio de Sarradets. Una vez allí volveremos a España por el oeste y recorreremos el valle del Bujaruelo para volver a casa.

Al regresar bajando desde el Monte Perdido tendremos dos opciones: volver a la Pradera de Ordesa por la ruta de las Cascadas, es decir, volver por donde hemos venido; o bien dar un rodeo para pasar noche en Francia y volver a Torla por el Valle del Bujaruelo.

Si elegís esta segunda opción, que es muy interesante, podréis contemplar de primera mano los glaciares de los Pirineos franceses y el hermoso valle del Bujaruelo, lleno de agua y vegetación. Un consejo, medid vuestras fuerzas. Es un día más de senderismo en alta montaña y lo primero es la seguridad.

Sarradetss2

Desde el Refugio de Góriz al de Sarradets, ya en Francia, hay unas 4 horas y media de camino, por lo que podéis hacerlo la misma tarde en la que habéis subido y bajado al Monte Perdido. Es un poco paliza esta opción, pero es posible, ya que sin ir más lejos, mi acompañante y yo la hicimos.

Tened mucho cuidado al principio, el camino es un poco confuso y si no lo encontráis tendréis que dar un gran rodeo, ya que los Pirineos son montes muy altos y escarpados, es muy difícil ir campo a través. En esta primera parte del camino atravesaréis pequeñas lagunas que os pueden orientar. Si no vais por las lagunas, no habéis escogido el buen camino.

Sarradetss3

Seguiréis caminando pasando de un valle a otro, rodeando el Monte Perdido por el Norte para pasar a Francia. La frontera natural con Francia es la llamada Breca Roldán, que podréis ver en el horizonte. Es una gran brecha entre dos montañas que da la sensación de ser una puerta hacia otro mundo.

Llegar hasta ella no es tarea fácil. Pasaréis por una zona muy larga de rocas desprendidas en subida donde es muy fácil perderse. Hay demasiados hitos, muchos mal colocados, que desorientan más que ayudan. Para no perderos os aconsejo que vayáis lo más pegados a la derecha por la montaña, aunque parezca que no vais directamente a la Breca Roldán.

Un signo de que vais bien es que os encontraréis una cueva, donde por cierto, podéis pasar la noche si se os han acabado las fuerzas. Si podéis seguir, desde allí queda alrededor de una hora hasta el Refugio de Sarradets. Seguid caminando y llegaréis a una zona de pasarelas de metal que os asegura la última subida hasta la Breca Roldán.

Sarradetss4

Una vez en la Breca tendréis una magnífica vista de los glaciares franceses. Los Pirineos son una de las pocas formaciones montañosas de Europa donde todavía se conservan glaciares. Para llegar al Refugio de Sarradets tendréis, de hecho, que atravesar uno. Intentad llegar al Refugio, por tanto, por la tarde, porque así el glaciar estará más pequeño y menos resbaladizo, será más fácil atravesarlo.

Después de pasar la noche en Sarradets, os quedarán otras tres horas al día siguiente hasta el Valle del Bujaruelo. Esta bajada no es muy dura, pero tened cuidado donde pisáis. Con todo el cansancio acumulado es muy fácil desconcentrarse, pisar mal y hacerse un esguince.

El Valle del Bujaruelo es muy bello, es una última recompensa para todo el esfuerzo realizado. Tremendamente verde, lleno de árboles y de agua, es perfecto después de dos días de roca y hielo. Sentiréis que habéis vuelto a la vida.

Sarradetss5

Hay unas cuatro horas de paseo hasta Torla, pero si estáis muy cansados es relativamente fácil hacer autostop en la carretera del valle, y además es muy común hacerlo dentro del Parque Nacional. Esto es todo, espero que hayáis disfrutado recorriendo conmigo la ruta por los glaciares franceses y el Valle del Bujaruelo en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.

En Diario del Viajero | Ruta de la Cola de Caballo. Los impresionantes saltos de agua del Parque Nacional de Ordesa
En Diario del Viajero | Consejos para subir al Monte Perdido. Ruta de senderismo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos