Compartir
Publicidad
Publicidad

Descubriendo Málaga: Catedral, Calle Larios y plaza de toros

Descubriendo Málaga: Catedral, Calle Larios y plaza de toros
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy iniciamos un recorrido por la Málaga tradicional, deteniéndonos en algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad que bien merecen una visita, o un paseo. Lugares vinculados a la tradición religiosa, festiva o popular, para que escojáis vuestros favoritos.

De mi estancia en Málaga recuerdo especialmente la belleza de la Catedral y la animación de la calle Larios. Respecto a la plaza de toros, seamos más o menos amigos de la "fiesta nacional", está claro que determina la fisonomía de la ciudad con su particular estilo y congrega a multitud de gente en fechas señaladas.

Veamos estos lugares de la Málaga más tradicional para seguir descubriendo la ciudad.

Catedral de Málaga

"La Manquita" o catedral malagueña está ubicada sobre los restos de la que era la principal mezquita de la ciudad en tiempos de dominio musulmán, y se encuentra entre los 10 monumentos sacros más populares de España. Su nombre completo es La Santa Iglesia Catedral Basílica de la Encarnación y es una de las joyas renacentistas de Andalucía.

Está dentro de los límites que marcaba la desaparecida muralla árabe, formando un gran conjunto arquitectónico junto con la próxima Alcazaba y Castillo de Gibralfaro.

Su sobrenombre de "la Manquita" le viene de que una de sus torres nunca se terminó . Se cree que el dinero se utilizó para ayudar a los Estados Unidos durante su independencia, como se indica en una placa en la base de la torre, aunque investigaciones de registros deducen que el dinero se empleó en el acondicionamiento del Camino de Antequera.

La torre norte se eleva hasta los 93 metros de altura, y hay polémica entre quienes dicen que se debería terminar la otra torre y los que prefieren que quede incompleta.

En su diseño interior destaca la sillería del coro del famoso escultor Pedro de Mena, así como los dos magníficos órganos del siglo XVIII y la Capilla Mayor o las espectaculares bóvedas decoradas.

El precio de la entrada a la Catedral de Málaga y los Museos Catedralicios es de cuatro euros para adultos (niños gratis), y el horario de visitas es de 10:00 a 18:00 de lunes a viernes y hasta las 17:00 horas los sábados. No obstante, se puede acceder a la Catedral en horario de culto y desde aquí podemos hacer una visita virtual para descubrir sus tesoros.

La Malagueta

Plaza de Toros de Málaga

La Plaza de Toros de La Malagueta, como se conoce al ruedo malagueño, está en el barrio del mismo nombre, junto al Paseo de Reding, y es un punto de cita imprescindible para los aficionados a los toros en las grandes corridas que se celebran, especialmente durante la Feria de agosto.

La plaza fue construida en 1874 por Joaquín Rucoba, inaugurándose el 11 de junio de 1876 con una corrida de toros. En 1976 fue declarada Conjunto Histórico-Artístico, coincidiendo con el centenario de su inauguración. Es de estilo neomudéjar, con forma de hexadecágono y aforo para 14.000 personas. El ruedo mide 52 metros de diámetro.

En ella se encuentra desde 1999 el Museo Taurino Antonio Ordóñez, que está dedicado a recuerdos y objetos taurinos, ofreciendo al visitante un amplio recorrido por el mundo de la fiesta nacional. Sólo apto para amantes de la fiesta, pues en el museo encontramos desde cabezas de toros a material quirúrgico de los médicos que atienden a los toreros.

Financiada su creación con fondos europeos y gestionado por la Diputación de Málaga, su colección se nutre de piezas aportadas por su director, el torero Miguel Sánchez y de otros toreros como Antonio Ordóñez, fallecido en 1998 y a cuya memoria está dedicado el museo.

Está abierto de lunes a viernes entre las 10:00 y las 13:00 y entre las 17:00 y las 20:00. Y la entrada vale 1,80 euros (los niños menores de 7 años entran gratis).

Calle Larios

Calle Larios y Plaza de la Constitución

La calle Marqués de Larios, también conocida como Calle Larios, es la calle mas conocida de Málaga, dedicada en honor a Manuel Domingo Larios y Larios, II Marqués de Larios, promotor del desarrollo de la industria textil en la ciudad durante el siglo XIX. Un monumento en su honor se alza en una glorieta en la intersección entre la Alameda Principal, la Calle Marqués de Larios y la Plaza de la Marina.

Se trata de una ancha calle peatonal con gran movimiento, especialmente los fines de semana, y en ella son habituales las exposiciones públicas. Es el centro de muchas celebraciones a lo largo del año.

La calle Larios es la quinta calle comercial más cara de España, y se sitúa entre las 50 más caras del continente. Aquí podemos encontrar, junto a comercios malagueños tradicionales, otros de firmas nacionales e internacionales, bares, heladerías...

Esta concurrida calle finaliza en la Plaza de la Constitución, en la que también nos detendremos. Fue en 2003 cuando la plaza y la vecina calle Marqués de Larios se hicieron peatonales y se reubicó aquí la Fuente de Génova.

Esta plaza constituye el centro histórico de la ciudad desde finales del siglo XV, aunque ya era una plaza principal en la época de dominio musulmán, cuando se la conocía como Plaza de las Cuatro Calles.

Entre los edificios interesantes que la rodean están la Casa del Consulado, un edificio neoclásico declarado Monumento Nacional, y la Escuela de San Telmo, antiguo Colegio de los Jesuitas y sede actual del Ateneo de Málaga.

Esperamos que este recorrido por la Málaga más tradicional os anime a descubrir la ciudad, y pronto volveremos con nuevos rincones y nuevos atractivos de Málaga.

Fotos | Antonio España, manuelfloresv y Chemasanco en Flickr-CC En Diario del Viajero | Descubriendo Málaga: La Alcazaba y el Gibralfaro, Descubriendo Málaga: ¿Cómo llegar?, Descubriendo Málaga: las fiestas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio