Compartir
Publicidad

Visita al Castillo de la Mota en Medina del Campo

Visita al Castillo de la Mota en Medina del Campo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando visito una ciudad que tiene castillo me es difícil resistirme. Hay castillos que me gustan por su aspecto exterior, otros por su Historia y otros por el estado de su interior. En la visita que hice al Castillo de la Mota en Medina del Campo (Valladolid) se unen los tres aspectos.

El exterior del castillo es impresionante, ya que es uno de los primeros castillos construidos en ladrillo y no con piedras o rocas. El interior es muy interesante, ya que conserva muchos muebles y cuadros de la época de los Reyes Católicos, y en cuanto a la Historia, sabemos que en este castillo fue donde se recluyó a Juana la Loca cuando su marido Felipe el Hermoso marchó a Flandes y no podía calmar sus deseos de amor.

El castillo toma su nombre debido a su situación, en lo alto de La Mota de Medina. Una Mota es la denominación a una elevación en una meseta, un lugar privilegiado por su situación estratégica ya que desde él se divisa mucho territorio, lo que da ventajas defensivas.

Parece ser que su construcción comenzó en el siglo XII, conservándose aún algunos restos de la antigua muralla y posteriormente ha sido ampliado varias veces hasta culminar con la ampliación de la barrera defensiva realizada por los Reyes Católicos que le rodearon con un foso con acceso en ángulo que impedía el derribo de su entrada con arietes y otras medidas de defensa.

El Castillo de la Mota está en muy buen estado y lo primero que llama la atención es el material con el que está construido, al ser de ladrillo. Según explican los guías en la visita guiada, este material es muy bueno para estas edificaciones militares.

impactos-castillo-mota

El motivo es que este material amortigua muy bien los impactos de proyectiles y piedras lanzadas con catapultas o cañones ya que el ladrillo absorbe el impacto, se deteriora pero no se rompe o desmorona como la roca. Mirad los detalles de impactos recibidos en diferentes sitios que ha sufrido en su historia.

Además de los impactos, la torre y los muros del castillo están llenos de otro tipo de agujeros llamados mechinales que eran los utilizados para instalar los andamios para las tareas de reconstrucción. El Castillo tiene tres zonas bien diferenciadas:

castillo-mota-vestibulo-artilleria

El Vestíbulo

Al entrar al castillo hay una zona defensiva entre la muralla exterior y el edificio principal, en la que se ven las oquedades para los soldados con sus puntos de mira y huecos para las armas. También se pueden ver algunas zonas de los calabozos o fosos donde guardaban a los prisioneros de guerra para el intercambio de rehenes.

En distintos niveles se puede acceder a la zona de artilleros, con pasillos de gran altura para que el humo se despejara y lineas de mira para que las baterías de cañones pudieran afinar el disparo. Es una pena que los pasillos no se hayan librado del vandalismo de las pintadas.

El Patio de armas

patio-armas-y-torre-homenaje-castillo-mota

En la zona central del castillo, hay un patio de armas que da acceso a las dependencias interiores. Es muy interesante hacer la visita guiada que recomiendo contratéis en la zona de información. La eficacia de los guías y la calidad de sus explicaciones enriquece muchísimo la visita.

Es muy interesante conocer la visita que hizo la reina Isabel a su hija Juana, saber el lugar dónde lloraba la ausencia de su esposo, o incluso como curiosidad anacrónica visitar una habitación de la Sección Femenina, fruto de los años del franquismo, que se conserva como ejemplo de lo que cómo debían ser estas habitaciones de las señoritas de la época.

Además hay otra buena cantidad de dependencias y salones con mapas, cuadros y muebles de la época que satisfacen al visitante si tiene interés también en ver cómo era la vida en la época medieval.

La torre del Homenaje

La impresionante Torre del Homenaje, cuyo acceso es muy trabajoso, --si padeces del corazón, tienes asma o te cansas en exceso no lo intentes-- es otra parte muy interesante del Castillo que os recomiendo visitar. Tras subir un montón de tramos de escalera con escalones desiguales en altura que te dejan agotado, llegas a lo alto de la Torre.

matacanes castillo mota

Desde allí, aprovenchando la altura puedes divisar tanto la ciudad de Medina del Campo, como los núcleos Ferroviarios de la zona, y en días claros la población de Madrigal de las Altas Torres. También es perfecto para ver los restos de la muralla del siglo XII a los pies del castillo.

La línea de almenas, cuyo acceso puede ser muy peligroso muestra los huecos a los pies de las almenas llamados matacanes que eran utilizados para lanzar desde lo alto piedras, aguas fécales y otros desperdicios a los posibles asaltantes para evitar que escalasen a la torre, siendo este otro elemento defensivo importante.

En resumen, la visita al Castillo de la Mota en Medina del Campo es excelente para una excursión de mañana o de tarde y puede completar una jornada recorriendo poblaciones de Valladolid, o haciendo enoturismo por la zona de la D.O. de vinos de Rueda.

Fotos | Pakus en Flickr Mas información | Castillo de la Mota En Diario del Viajero | Las edades del Hombre en Arévalo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio