Publicidad

Agenda de primavera: los campos de tulipanes de Holanda

Agenda de primavera: los campos de tulipanes de Holanda
1 comentario

Publicidad

Publicidad

En abril, Holanda se transforma en un enorme jardín florido. Los tulipanes son los reyes de esta explosión de color y una nutrida agenda de primavera en jardines botánicos y pueblos nos ofrece varias oportunidades para disfrutarla. La zona a recorrer no se extiende mas de unos 25 kilómetros en el sudeste de Amsterdam, entre Haarlem y Leiden.

Las tierras planas de la llamada "Bollenstreek" o región de los bulbos dan las condiciones excepcionales para que los tulipanes crezcan de maravilla. Sus tierras combinan algo de arena y un poco de tierra arcillosa: el sustrato que aman estos bulbos. Y el clima marítimo, la humedad justa y el amoroso cuidado de sus cultivadores, hacen el resto.

Los tulipanes en Holanda, un poco de historia

En 1594 un botánico francés que vivía en Leiden, Charles de Lécluse, trae los primeros tulipanes a Holanda procedentes de Turquía. Inmediatamente se convierten en una moda. Nace una "tulipanomanía" (?) y el comercio de bulbos lleva a un mercado especulador: a principios del siglo XVII las flores se cotizaban al mismo valor que las casas. Esta "burbuja" explotó en 1637 pero los holandeses siguieron cultivando y amando los tulipanes. De hecho, se ha convertido en uno de los emblemas del país.

tulipanes holanda

Cuándo visitar los campos de tulipanes de Holanda

Los bulbos maduran lentamente, crecen poco a poco, ofrecen sus capullos con delicadeza. Y luego, abren espectacular pero brevemente.

La mejor época para ver los campos de tulipanes en flor es durante el mes de abril, especialmente en la segunda quincena. Su reloj biológico es bastante exacto, a pesar de los cambios que sufre el clima mundial. En marzo es muy pronto aún... y en mayo ya será tarde. Aunque no del todo.

En marzo comienzan a abrirse los crocos, les siguen los narcisos y luego los jacintos a principios de abril. Sin embargo, ese espectáculo de tulipanes coloridos se podrá ver cuando el resto de estas especies hayan pasado su mejor momento. Son de los bulbos mas tardíos en florecer, y eso nos beneficia a los visitantes, que podemos también disfrutar de la visita con un mejor clima.

Parque Keukenhof

Hablamos del parque de exposición floral mas grande del mundo, donde se muestra la producción de los 90 viveros de tulipanes más grandes de Holanda. Se encuentra en Lisse. En sus 32 hectáreas se exponen ¡7 millones de bulbos! Tulipanes, narcisos, rosas, orquídeas e iris.

Cada año, desde finales de marzo y hasta finales de mayo, le visitan unos 800 mil personas. Cuenta con varios pabellones con exposiciones temáticas, jardines diseñados por paisajistas renombrados y una galería de esculturas al aire libre. Y como complemento "romántico" a la visita podemos incluir un paseo en barca por los canales entre los campos en flor. ¡Ahhhh!

holanda

Leiden, la cuna de los tulipanes

Los amantes de las flores, especialmente de los tulipanes, deberíamos visitar el Hortus Botanicus. El primer bulbo de tulipanes en Holanda fue plantado aquí en 1594, en el jardín botánico de la Universidad. En el 2009 se reconstruyó el trazado original del jardín por lo que hoy podemos imaginar cómo era exactamente en aquel entonces.

La villa de Leiden en si misma es una postal. Sus antiguas residencias de los siglos XVII y XVIII bordean los canales y la convierten en una mini Ámsterdam. Es también la sede de la primer universidad holandesa, fundada en 1575, y a la que pertenece el Jardín Botánico. Aquí también se encuentra la biblioteca en funcionamiento más antigua del país: la Biblioteca Thisianna (siglo XVII). Un paseo por Leiden también debería incluir al Museo Lakendhal con hermosas piezas de Rembrandt, y al Museo Nacional de Antigüedades con una buena colección de arte egipcio.

Haarlem: la época dorada de los comerciantes de tulipanes

Muy cerca de Ámsterdam, la ciudad de Haarlem es un viaje a la época dorada de los Países Bajos, cuando en los siglos XVIII y XIX la industria la convirtió en una ciudad burguesa. Los edificios más elegantes de la ciudad datan de cuando era uno de los principales centros de comercio de flores.

Un pequeño recorrido por el centro histórico nos llevará a la placa central o Grote Markt bordeada de edificios renacentistas y a la Iglesia gótica de Saint-Bavon (siglo XIV-XV). Casi podemos imaginarnos estas calles en tiempos en que los tulipanes eras una inversión segura, cuando los mercaderes de bulbos hacían fortuna comerciando con estos botones de colores. Los campos que rodean Haarlem mantienen ese encanto cada año, cuando en abril estallan en una pintura multicolor.

Tanto Haarlem como Leiden y el Parque Keukenhof están a una distancia muy accesible de Ámsterdam, en tren no mas de 30 minutos de viaje.

Fotos | Mi55er, Marfis75, Daviddje En Diario del Viajero | El Mercado de flores de Ámsterdam

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir