Compartir
Publicidad

Dunlace, el castillo que inspiró a Led Zeppelin y a C.S. Lewis para las Crónicas de Narnia

Dunlace, el castillo que inspiró a Led Zeppelin y a C.S. Lewis para las Crónicas de Narnia
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Qué tienen en común Led Zeppelin y C.S. Lewis? Curiosamente, tanto el grupo de música como el escritor se inspiraron en este impresionante castillo situado en Irlanda del Norte. Se trata del Castillo de Dunlace y se encuentra a escasos kilómetros de la Calzada de los Gigantes, en la costa norte de la isla.

El Castillo de Dunlace está entre las ciudades de Belfast y Derry. Fue construido justo al borde de un acantilado, colocado dramáticamente encima del mar. El emplazamiento del castillo parece de cuento por lo que a nadie le extraña que el castillo sirviese de inspiración a tan grandes creadores.

Dunlacee3

Inspirados en el castillo de Dunlace

Cuando C.S. Lewis escribió sus “Crónicas de Narnia”, necesitaba un castillo en el que los reyes de la historia pudiesen reinar. El Castillo que creo fue Cair Paravel, que se encuentra también al borde de un acantilado. Por eso dicen los irlandeses que el Castillo de Dunlace pudo servir de inspiración para crear Cair Paravel y las Crónicas de Narnia.

Lo que sí que es seguro, es que el Castillo de Dunlace inspiró a la banda de rock Led Zeppelin. El disco Houses of the Holy tiene como portada a la Calzada de los Gigantes y como contraportada el Castillo de Dunlace. En el disco se encuentran canciones tan famosas como “The Song Remains the Same” o “D’yer Mak’er” con las que el álbum consiguió 11 discos de platino.

Además de ellos, también el músico americano Jandlek publicó una imagen de este castillo en su álbum Glasgow Friday, hay una canción llamada Dunlace Castle en el álbum de Gary Moore After the War, de 1989 y curiosamente, también fue una de las localizaciones escogidas para la película el Medallón protagonizada por Jackie Chang.

El castillo y la cueva oculta

El castillo medieval se encuentra en el borde de unas rocas de basalto al que se podía acceder a través de un puente como podéis ver en la primera imagen. Por su situación en alto, fue un asentamiento importante para los primeros cristianos y los vikingos que fueron los primeros pobladores de este lugar privilegiado.

Dunlace2

Debajo del castillo hay una cueva a la que sólo se puede entrar cuando la marea está baja. Es impresionante, porque una vez dentro, el sonido del mar reverbera en las paredes de la cueva. Además, si tenéis valor, de paso que bajáis a ver la cueva podéis daros un baño en el agua helada del Atlántico.

Por desgracia, el Castillo de Dunlace que se construyó a principios del siglo XIII, se encuentra actualmente en ruinas. El camino que lleva a su interior está cerrado porque recorerlo puede ser incluso peligroso. Sí que es posible rodear el castillo para tomar fotos y entrar en la cueva. Lo positivo de esto es que el hecho de estar en ruinas le da al castillo un aire fantástico y antiguo.

Junto al castillo de Dunlace se han realizado excavaciones que han dado con el descubrimiento de las ruinas de una ciudad también llamada de Dunlace, que fue construida en 1608, pero que fue arrasada pocos años después en el levantamiento irlandés de 1641, y de la que solo se ha excavado un 5% hasta ahora.

En resumen, si sois aficionados a la fantasía y queréis ver uno de los castillos más auténticos de Irlanda tenéis que hacer una visita al Castillo de Dunlace, el castillo que inspiró a Led Zeppelin y a C.S. Lewis para las Crónicas de Narnia.

En Diario del Viajero | Trucos y consejos para visitar la Calzada de los Gigantes en Irlanda
En Diario del Viajero | El castillo de Ross, en Killarney

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio