Publicidad

Perpiñán: Casa Xanxo

Perpiñán: Casa Xanxo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El casco histórico de la ciudad de Perpiñán, en el Rosellón francés y muy cerca de la frontera catalana, es sumergirse en la Edad Media. Hoy nos vamos a internar en una casa particular, uno de esos raros ejemplos de aquellos siglos en que se buscaban los medios mas ingeniosos para rebelarse al poder de la Iglesia.

La Casa Xanxo se ubica a escasos metros de la Catedral de San Juan Bautista, bien a la vista de aquellos clérigos. Fue construida a principios del siglo XVI, una época aún en que la escultura servía para inspirar y aleccionar al pueblo analfabeto en su mayoría.

En su fachada podemos encontrar un friso que sirvió de lienzo para mostrar al pueblo lo que muchos sacerdotes no querían mostrar. En él vemos escenas eróticas y también representados los 7 pecados capitales, así como escenas de corrupción en la Iglesia. ¡Imaginaos el estupor de los gobernantes ante la decoración del rebelde señor Xanxo!

La verdad es que cuesta un poco reconocer todo lo que dicen que aparece en esas pequeñas figuras erosionadas por el tiempo. Pero vale la pena intentarlo. Así lo hacen todos antes de entrar por su portico y visitar su hermoso patio (aunque bastante abandonado).

Además, en la planta alta se visitan un par de salas privadas que son las que dan a la calle. Techos altos, decoraciones de diversas etapas y un inmenso salón con fina boisserie y una enorme chimenea, todo un lujo precioso para aquellos siglos.

Cuando estuve por allí, en una sala anterior había una curiosa exposición de ropa interior y bañadores de principios y mediados del siglo XX. De lana, mirándolos no pude dejar de agradecer la aparición de la lycra (dejé algunas fotos en mi Flickr).

Construida por un rico comerciante catalán, la Casa Xanxo presenta un estilo gótico moderado en sus formas, muy bien conservada y abierta al público para su visita gratuita de martes a domingo de 11 a 17.30 hs (en verano cierra un poco mas tarde).

Foto | María Victoria Rodríguez En Diario del Viajero | Perpiñán: la Catedral de San Juan Bautista En Diario del Viajero | De Barcelona a Perpiñán: Expreso + TGV En Diario del Viajero | Perpiñán: de la Estación de Tren al Centro Histórico En Diario del Viajero | Perpiñán: la Plaza del Castillet En Diario del Viajero | Perpiñán: el Castillet

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios