Compartir
Publicidad

Ámsterdam, ciudad de museos

Ámsterdam, ciudad de museos
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La capital holandesa puede presumir de tener una vida cultural espléndida, gracias a las inquietudes de sus habitantes y visitantes, y a sus gustos dispares, siempre bien acogidos. Así, se pueden disfrutar miles de actos musicales, teatrales, literarios, de danza o museos cada semana en distintos puntos de la ciudad.

Unos 50 museos existen en Ámsterdam, algunos de ellos con obras de arte únicas y que están considerados entre los mejores del mundo, como el Museo Nacional o Rijksmuseum y el Van Gogh.

Y una zona en la que se congregan varios de esos museos, la Museumplein, ideal para comenzar una visita cultural que nos puede tomar más de una jornada... Además estamos junto al maravilloso Voldelpark, donde además de naturaleza y descanso encontraremos el Filmmuseum o Museo del cine.

Auditorio Concertbourg Amsterdam

Por eso esta zona, Museumplein, es también ideal para pasear y disfrutar de los edificios que contienen esas valiosas colecciones. Porque lo que antes era un caótico espacio atravesado por tranvías, coches y bicis, hoy se ha transformado en un amplio espacio verde en el que disfrutar de un descanso, de un paseo, o de una parada para tomar un tentempié y degustar algunas de las especialidades del lugar.

Este gran espacio está flanqueado por el Rijkmuseum (como hemos comentado, actualmente en remodelación y abierto sólo una parte), el Van Gogh, el museo de arte moderno Stedelijk Museum (actualmente cerrado por obras, aunque parte de su colección se ha reubicado temporalmente en Oosterdokskade 3–5, al este de la Estación Central) y el auditorio Concertgebouw.

Precisamente en el Museumplein se sitúan las famosas letras gigantes con el lema “I amsterdam” que identifica la ciudad y el sentimiento de todo aquel que pasa por ella y se siente de ella.

Fuera de esta zona, son de visita recomendable la casa de Rembrandt , relacionada con la vida y obra del artista, y el moderno NEMO, Museo de Ciencia y Tecnología. También como curiosidad tenemos el Museo del barco-vivienda, enclavado en el canal Prinsengracht, y que nos muestra ese peculiar modo de vida en la ciudad.

Tulip Museum Amsterdam

Otros museos que nos vamos a encontrar son más reclamo turístico comercial que otra cosa, como el Museo del tulipán (en el fabuloso barrio Jordaan, aunque yo prefiero ver los tulipanes de todo tipo en el Mercado de flores), el Museo del diamante (en zona de Museumplein), o el Museo de los bolsos y carteras. Son establecimientos generalmente de entrada gratuita en los que sí, podremos aprender algo de la temática en cuestión, pero lo que predomina son las tiendas con sus productos a la venta.

Para mí, las visitas imprescindibles en lo que a museos propiamente dichos se refiere fueron el Van Gogh Museum y el Rijkmuseum. Otros de los más solicitados son el Madame Tussaud’s Scenerama (museo de cera) o la casa de Anna Frank. La Iglesia Clandestina del ático contiene una parte de exposición y como casa-museo su visita es muy recomendable.

Museo del Sexo Amsterdam

Si nos gusta lo picante, tenemos varias opciones en Ámsterdam, como el Erotic Museum situado en el famoso Barrio Rojo de la ciudad, o el Sexmuseum en la Avenida Damrak. Y, para los amantes de la cerveza, ¿qué tal una parada en la Heineken Experience?

En cualquier caso, recomiendo planificar bien nuestras visitas a los espacios museísticos y exposiciones en nuestro paso por la ciudad y pensar cuáles son nuestros imprescindibles.

También se ha de barajar la posibilidad de comprar la tarjeta I Ámsterdam Pass para amortizarla realizando las múltiples visitas y actividades (no sólo museos) que incluye su compra.

Más información | Amsterdam info, Holland En Diario del viajero | Hemos estado: Ámsterdam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio