Compartir
Publicidad
Publicidad

Los museos más curiosos de Francia (I)

Los museos más curiosos de Francia (I)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Al hablar de Francia y sus museos a todos nos vienen a la cabeza los grandes como el Louvre, el Orsay o el Pompidou, pero hay otros lugares desconocidos que también pueden captar nuestro interés. Se trata de los museos más insólitos de Francia, un paseo por lugares realmente curiosos.

Por toda Francia, incluso en París, vamos a descubrir museos para todos los gustos. Seguro que como viajeros ávidos de novedad, alguno de éstos nos harían detenernos en nuestro camino, ¿o no?

El Museo del Lavado y del Planchado, El museo de la Mostaza, El museo del lobo, El museo de la Brujería, El museo de los Insectos, El museo Christian Dior, El museo de la Magia, Museo de la Arena, Museo de las Canicas… nos esperan.

Museosal

Aquitania

  • El museo de la Sal en Salies-de-Béarn Musée du sel), un museo especialmente pedagógico en el que se puede visitar la reconstrucción de una salina. Para conocer las diferentes técnicas de explotación de la sal a través de los tiempos en la Edad de bronce y en la época galorromana.
  • El museo de los Juguetes en Nontron (Musée de la Poupée et du jouet). Este museo es la obra de una mujer con nostalgia de su niñez, lo cual me recuerda al curioso museo de la Barbie en España. Mediante la recopilación de todos los juguetes heredados de su familia y la compra otras piezas raras se completa una colección interesante. Situado en el castillo de Norton, esta recopilación muestra una gran variedad de juguetes, particularmente muñecas y casas.
  • El Museo de la Loza y de las Artes de la mesa en Samadet (Musée de la Faïence et des arts de la table). Es un pequeño museo con exposiciones interesantes. La colección permanente resume diez siglos del arte de la mesa en todas las civilizaciones (especialmente la asiática), donde formas elegantes y materiales refinados se mezclan. Para descubrir los secretos de la fabricación, de la cocción, de la decoración y la historia de este arte muy especial junto a una colección de piezas únicas.

Rhònes-Alpes

  • El museo Lumière en Lyon (Institut Lumière), una parada indispensable para los amantes del cine en un bonito edificio clásico. Este museo ofrece un recorrido estético, científico e histórico sobre la invención del Cine por Louis Lumière en 1895. Se puede contemplar el Cinematográfico numero uno, lo que proyectaba las 10 primeras películas en la noche del 28 de diciembre de 1895 en el Grand Café en París. Hay visitas guiadas por 7 euros los adultos y 5 euros los niños.
  • Museo de las Canicas (Billes et traditions), en Mirabel et Blacons. ¿Sabías que los egipcios ya jugaban con canicas hace 6000 años? Esta antigua fábrica de canicas (la ultima que existe en Francia) se ha convertido en un museo apasionante sobre la historia de este juego, su fabricación y sus diferentes características.

  • El Museo del Huevo en Soyans (Musée de l’Oeuf), que cuenta con más de 4000 piezas de todos los colores, tamaños, épocas y, aunque parezca difícil, formas muy curiosas. Los huevos decorados y modelados son verdaderas filigranas.

Sacacorchos

Provenza, Alpes, Costa Azul

  • Museo Glaciar en la Grave o las Cuevas de hielo (Grotte de glace), una serie de grutas cavadas y esculpidas en hielo que prometen un paseo gélido y espectacular. No apto para frioleros ni para aquellos que padezcan vértigo. Por su altitud (3200 metros sobre el nivel del mar), este museo es él más alto de Francia.
  • Museo del Tour de France (Musée du Tour de France), en Arvieux, en el Col de l’Izoard, un puerto de categoría especial, uno de los clásicos del Tour de Francia que decide en muchas ocasiones los favoritos para ganar la cursa francesa. En la parte superior del puerto (2.361 metros) se instaló en 1989 un museo del Tour de Francia que muestra las curiosidades de la vuelta ciclista más famosa del mundo. Se puede ver una exposición de bicicletas de todos los tiempos, así como la evolución de su técnica de producción. Además, podremos revivir algunas de las etapas más importantes de la carrera.
  • Museo del Sacacorchos (Musée du Tire-Bouchon, en Ménerbes), un insólito museo situado en Domaine de la citadelle. El museo nos muestra los aspectos históricos, sociales, técnicos y artísticos de este objeto desde el siglo XVII hasta ahora. Una colección de 1000 sacacorchos nos espera, con algunas formas graciosas y verdaderas obras de arte. Nosotros mismos podremos descorchar alguna botella y degustarla en este entorno de viñedos.
  • Museo de la Perfumería en Grasse (de la marca Fragonard). La historia del perfume desde hace 4000 años, los frascos, los aromas, la publicidad… En Grasse, una pequeña localidad interior vecina de Cannes, se congrega el 20% de la industria perfumera mundial, y aquí está este museo en el que podremos comprar perfumes a precio de fábrica. En París tenemos una sucursal para estimular el sentido del olfato y aprender sobre perfumes.

Pronto seguiremos este recorrido por los museos más curiosos de Francia, para todo aquel que guste de disfrutar de aquellas sorpresas lejos de los circuitos habituales pero con mucho que ofrecer. Y, sobre todo, para los gustos más variados.

Más información | FranceGuide
Foto | jorburn90 en Flickr
En Diario del viajero | El Museo Rodin, París, Una visita al Palacio de Versalles, Los Museos del Perfume Fragonard

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos