Publicidad

El Museo del Prado siempre lució bien como escenario de cine
Museos

El Museo del Prado siempre lució bien como escenario de cine

Publicidad

Publicidad

Esta semana el Museo Nacional de Prado cumplió unos maravillosos 200 años y desde su nacimiento ha formado parte de nuestras vidas, ya sea como maravillosa pinacoteca como por ser ese lugar de encuentro de gentes. Ha estado siempre ahí, en nuestras imágenes y nuestros paseos, dentro y fura, y siempre lució bien como escenario de cine.

Aprovechando su "juventud", sus lozanos 200 años, el Museo del Prado hace una recopilación en su web de las (incontables) ocasiones en las que ha salido en películas, organizado por años y resultando un marco incomparable. También hacen recuento de documentales y celebraciones especiales. Abarcarlo todo sería imposible, así que hemos hecho un pequeño resumen, de más antiguo a más moderno.

De 1906 existe un reportaje de la boda de los reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia de Wattenberg, que tuvo lugar el 31 de mayo de ese año en la iglesia del antiguo monasterio de San Jerónimo el Real, cuyo claustro pertenece hoy a las instalaciones del Museo del Prado. Se ve un desfile de guardias a caballo y carruajes con los asistentes a la boda y los protagonistas. Revisando el entorno también se puede ver la escalinata del la iglesia o la fachada de la RAE.

Pasando ya a una aparición en una película muda, podemos verlo en 'Cabrita que tira al monte', adaptación cinematográfica de una obra de los hermanos Álvarez Quintero, sobre una joven que tiene varios amantes. Aunque la ficción transcurre en Sevilla, en un momento la protagonista viaja a Madrid, y ahí podemos ver la Puerta de Goya a comienzos del siglo XX.

En 1941, un fugitivo se enamora de una copista de Murillo que trabaja en el Museo Nacional del Prado. En 'Tierra y cielo' se ven secuencias en el museo, se recrean obras de la colección, que es la verdadera protagonista y nos maravilla la escena final en la sala de las Meninas con un imponente espejo y cortinajes.

Si vives en España y alguna vez has vegetado una tarde de sábado delante de la tele habrás visto 'Las Chicas de la Cruz Roja' (1958), la comedia en la que unas muchachas recorren felices las calles de Madrid cantando y recogiendo donativos para la Cruz Roja. Aprovechando la salida de una boda, hacen una parada en la iglesia de los Jerónimos.

Una bellísima Rita Hayworth y Rex Harrison se pasean por el Museo del Prado preparando el robo de 'El Dos de Mayo" de Francisco de Goya. En la página del museo hay colgados dos fragmentos extraídos de la película, 'Último chantaje' (The happy Thieves). El primero planifican el robo y en el segundo encontramos una parte del accidentado robo. La película es de 1961.

También en 1961, el Museo del Prado sale en el capítulo 2 (Spagna Santa) de la serie documental Viaggio nella terra di Don Chisciotte, realizado por Orson Welles durante su viaje por diversas regiones españolas acompañado de su familia. Está en un medio italiano medio idioma no identificado.

En la comedia española 'El pobre García', el personaje interpretado por Tony Leblanc intenta ganarse la vida como guía en el Museo Nacional del Prado. Con mejor o peor fortuna. Es también de 1961.

Me vais a permitir que haga un poquito de trampa y coloque en esta lista la representación teatral de la obra 'Las meninas' de Antonio Buero Vallejo, de 1974, con los actores José María Rodero, Andrés Mejuto, José Caride, Inma de Santis y Fernando Chinarro, entre otros.

La serie 'El joven Picasso', rodada por Juan Antonio Bardem en 1992, dividida en cuatro capítulos, que recrea los primeros años de formación del malagueño Pablo Ruiz Picasso. En dos cortes que incluye el museo en su página, en el primero el artista aún adolescente visita por primera vez el Museo Nacional del Prado, en 1895. En el segundo, en 1901, Picasso recibe la noticia del suicidio de su amigo Carlos Casagemas, mientras camina por el Paseo del Prado.

Tres fragmentos de 'Goya en Burdeos', ficción ambientada en los últimos años de vida del pintor Francisco de Goya en Burdeos. Por un lado, el pintor tiene pesadillas mientras hacía las pinturas negras de La Quinta del Sordo y por otro, Godoy enseña a sus invitados las Majas pintadas por el artista. También salen los desastres de la guerra.

Durante la Guerra Civil, en 1937, se organizó una perfecta evacuación de las obras del Museo del Prado, para protegerlas de los bombardeos. Muchos de los planos salieron de un plató pero la secuencia final se rodó en el propio Museo, ambientándola en los años 40.

Vía | Museo del Prado Foto | René Mayorga en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir