Publicidad

Un mundo subterráneo por descubrir: siete cuevas inglesas en las que perderse
Recomendaciones de la casa

Un mundo subterráneo por descubrir: siete cuevas inglesas en las que perderse

HOY SE HABLA DE

Nuestra recomendación de hoy no es apta para claustrofóbicos o aquellos que siguen escapando de los lugares cerrados tras el confinamiento. Si sois amantes de la naturaleza y el aire puro lo de entrar bajo tierra para descubrir sitios puede no ser lo más apetecible del mundo, pero también hay que fijarse en lo que hay escondido bajo el suelo. En su mayoría cerca de Londres, hay todo un mundo subterráneo por descubrir: siete cuevas inglesas en las que perderse.

Cuevas naturales, escondidas en propiedades privadas, locuras construidas por poetas o vías de escape de laberintos vegetales. En Inglaterra hay bajo tierra todo un mundo igual de fascinante que arriba, con historias y pasado de lo más interesante.

La gruta de las conchas

shell grotto

El origen de la misteriosa Shell Grotto de Margate es toda una incógnita. Se descubrió en 1835 y se encontraron en sus paredes más de cuatro millones de conchas encastradas, pero hay mucho mito en torno a descubrimiento y la fecha exacta. Fundamentalmente son conchas de mejillón, ostra, berberechos, navajas y lapas, casi todas autóctonas de las Islas Británicas aunque se ha encontrado alguna concha reina procedente del Caribe.

Es un lugar bastante impresionante y uno de los más únicos que puedes visitar en una excursión de un día en las afueras de Londres. También es curioso su emplazamiento: un par de pisos por debajo del nivel de la calle en Margaret Street, incluso con un pequeño café (sólo take away) y una pequeña tienda de regalos. Abre de miércoles a domingo y, en estos tiempos que corre, es necesario reservar porque tiene aforo reducido.

La Gruta de Scott, Ware, Hertfordshire

 

Igual de escondida, de manera especial, que la anterior encontramos Scott's Grotto, en la pequeña ciudad de Ware on the River Lea, una preciosidad de pequeño lugar que ofrece como guinda del pastel esta cueva. La entrada no da ni la primera pista de lo que uno se va a encontrar bajo tierra: metros y metros de túneles interconectados que se extienden colina abajo. Los muros están decorados con cristales de colores, piedras y conchas y en este caso es el trabajo de un poeta del siglo XVIII llamado John Scott.

Lo que no tenemos claro es la razón por la que se le ocurrió construirla: quizás un lugar para trabajar o simplemente un lugar para atraer a sus amigos cultos y ricos de Londres. Y le funcionaba porque hay más de 3000 nombres en el libro de visitas de aquella época. Lleva abierta al público desde 1991, después de años en estado semi-ruinoso e incluso órdenes de demolición. Ahora el coronavirus la tiene cerrada, pero es algo a tener en cuenta cuando todo esto mejore.

The Grotto, Castillo de Leeds, Kent

El ya de por sí impresionante Castillo de Leeds, en Kent, con toda su historia ligada a los reyes ingleses (Palacio de Eduardo I y Leonor de Castilla, luego reformado por Enrique VIII para Catalina de Aragón y lugar de encarcelamiento de Isabel I) hay que unirle un laberinto vegetal que esconde una maravillosa y sorprendente cueva en el centro.

A The Grotto, como se la conoce, se llega una vez que has conseguido conquistar el centro del impresionante laberinto de tejos y es la manera de volver a la "civilización": cruzando por debajo. Está decorada con esculturas macabras y bestias mitológicas creadas con conchas, minerales y madera. Puede parecer cansado y trabajoso, pero es un perfecto colofón a la visita al castillo.

Cuevas de Chislehurst, London Borough of Bromley

Chislehurst Caves

Las cuevas de Chislehurst tienen un origen un poco desconocido: hay quien dice que pueden datar de la época romana pero son rumores que van y vienen sin fundamento claro. Tuvieron gran importancia en las dos guerras mundiales, por motivos diferentes. En la Primera Guerra Mundial era un almacén de munición, todo un arsenal estuvo escondido dentro de sus muros. En la Segunda Guerra Mundial fueron refugio seguro de más de 15000 personas durante los bombardeos de la Luftwaffe.

Después de eso, en los 70 se convirtieron en el lugar perfecto para albergar eventos pop. Aquí actuó 2 veces Jimi Hendrix y Led Zeppelin ofreció una fiesta histórica aquí. También se rodó aquí Doctor Who y todavía conserva partes del decorado en alguno de los muros. Son, sin lugar a dudas, un lugar de interés cultural, puede que incluso de interés natural: sus 35 kilómetros de túneles fueron excavados por el hombre y se utilizaron como minas de tiza y sílex.

La Cueva de Cristal, Painshill Park

Crystal Grotto

La Crystal Grotto está situada en medio del lago de Painshill Park. Es uno de los ejemplos mejor conservados de un parque paisajístico inglés del siglo XVIII. Fue diseñado y creado entre 1738 y 1773 por Charles Hamilton, que construyó el parque entero y sus elementos como "pinturas vivas". La cueva, diseñada por él también, tiene las estalactitas que cuelgan de sus techos cubiertas de cristales, colores vivos y agua corriente por varias zonas. Siguiendo con localizaciones de rodaje, aquí se rodó un capítulo de 'Black Mirror'

Cuevas de Reigate, Surrey

reigate caves

Con muchas similitudes con las cuevas de Chislehurst, una auténtica madriguera de cuevas conectadas atraviesa Reigate, en Surrey. Son también obra del hombre y están divididas en dos áreas: Barons' Cave y Tunnel Road Caves. La primera coge su nombre del mito (ya desmentido) de que fue el lugar donde los barones se encontraban para redactar la Magna Carta en 1215. Su uso original sigue siendo desconocido, pero se cree que formaron parte de un castillo normando que había encima.

De vuelta al centro de la ciudad, la parte oeste de las Tunnel Road Caves se crearon como minas de arena, mientras que su parte este se excavó específicamente para utilizarse como bodegas de vino y cerveza de productores locales. Al igual que las de Chislehurst fueron almacén de explosivos en la Primera Guerra Mundial y refugio en la Segunda. Además después han sido almacenes, recibido espectáculos, un club de tiro... hasta que se reabrieron al público en 1991.

La Cueva de Pope, Twickenham

Pope grotto

En este caso es una cueva que está dentro de las premisas de la Radnor House School en Twickenham. La Cueva de Pope es una locura construida en el siglo XVIII por el poeta Alexander Pope cuando vivía en una casa en esos terrenos. La decoró con mosaicos y minerales de colores vivos. Su obsesión por seguir ampliándola se tradujo en que la dejó inconclusa. Hoy en día se encarga de su restauración y conservación la Pope's Grotto Presevation Trust.

Imágenes | Ben Sutherland, Tim Herrick, , Karen Roe, mmmmngai@rogers.com, Dereck Winterburn, Dominic Alves y verdurin

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios