Compartir
Publicidad

El Templo de los Guerreros y las Mil Columnas en Chichén Itzá

El Templo de los Guerreros y las Mil Columnas en Chichén Itzá
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el lado oriental de la gran plaza de Chichén Itzá, en cuyo centro se levanta imponente El Castillo, encontramos el Templo de los Guerreros, rodeado de "Las mil columnas", parada imprescindible en nuestro recorrido por el recinto maya.

El Templo de los Guerreros es de la época maya posclásica, construido en el año 1200 d.C. por los mayas itzáes en la antigua ciudad de Chichén Itzá, en el territorio actualmente perteneciente al estado mexicano de Yucatán.

El templo está influenciado por la arquitectura de los toltecas, otra cultura prehispánica cuyo centro ceremonial principal fue la ciudad de Tollan-Xicocotitlan, localizada en lo que actualmente se conoce como Tula de Allende, en el estado mexicano de Hidalgo. Así lo demuestra con sus similitudes con otros templos de dicha cultura.

Mide 40 metros de lado y tiene forma piramidal escalonada con 4 cuerpos. El templo superior está dividido en dos salas, aunque no se puede acceder a él. Lo que sí podemos ver es el pórtico de entrada con dos serpientes de cascabel gigantes, que soportan el dintel.

Su interior alberga gran cantidad de salas abovedadas y en la entrada del templo hay una escultura de Chac Mool. El término Chac Mool designa un tipo de escultura que representa a un hombre acostado sosteniendo un plato sobre el vientre. El hombre se apoya sobre sus codos, con las rodillas dobladas y la cabeza girada 90 grados hacia un lado.

El nombre significa "gran jaguar rojo" en maya yucateco. Este tipo de estatuas hizo su aparición en Mesoamérica al inicio del posclásico, y es asociada a los Toltecas. La mayor parte de los ejemplares conocidos han sido encontrados en lugares como Tula y Chichén Itzá, donde se ha encontrado una docena.

MilColumnas

Las Mil Columnas en Chichén-Itzá

Resulta imprescindible perderse entre las columnas y fotografiarse con ellas. Y, si nos molestamos en contarlas, veremos que se trata de 200 columnas y pilas, aunque son denominados "Grupo de las mil columnas", nombre sin duda más sonoro y grandioso.

Su simbolismo es el siguiente, de acuerdo al gnosticismo universal: en el interior del ser humano a la par de los miles de defectos psicológicos que cargamos también llevamos afortunadamente las distintas partes del Ser que como guerreros nos ayudan a combatir la maldad que llevamos en el interior.

En realidad "Las mil columnas" son otro templo, el Templo de las Mil Columnas, una estructura muy bella e impresionante conectada con el Templo de los Guerreros.

Se trata de una vasta plaza que tiene forma de un cuadrilátero irregular, de unos 150 metros de lado, con algunas estructuras en el lado oriente y en el sur, entre ellas el llamado Mercado, que cierra la plaza por esos lados.

Si viajas a la Riviera Maya, merece la pena acercarse a Chichén Itzá, Patrimonio de la Humanidad declarada por la UNESCO desde 1988 y una de las siete nuevas maravillas del mundo.

Para contemplar no sólo el gran Castillo sino este Templo de los Guerreros que da cuenta del pasado de la cultura maya que nos cautivará en esta hermosa tierra de otras muchas formas.

Más información | Yucatán, Arte y cultura maya Fotos | Eva Paris En Diario del viajero | La pirámide de Nohoch Mul (Cobá), Xel-Há, el paraíso acuático de la Riviera Maya, Razones para acercarse a Playa del Carmen, Pugna económica por Chichén Itzá

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio