Compartir
Publicidad

El gran Buda de Leshan

El gran Buda de Leshan
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy nos trasladamos a la provincia de Sichuan, al suroeste de China, para observar esta impresionante escultura. El gran Buda de Leshan es la estatua esculpida en piedra de Buda más alta del mundo. Fue construida durante la dinastía Tang, en el siglo VIII, y mide 71 metros de altura.

Está tallada en un risco cercano a la ciudad de Leshan, un acantilado que se encuentra en las confluencias de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi, en la parte sur de la provincia de Sichuan.

La escultura, que tiene más de 1200 años de antigüedad, está frente al monte Emei en la colina llamada Lingyun, que se asoma al agua de los ríos que corre por los pies de Buda.

Comenzó a construirse en el año 713 con el propósito de que la presencia del Buda aplacara las aguas turbulentas de los tres ríos que confluyen en las cercanías. Entonces, había muchas inundaciones y muchos barcos corrían peligro con las crecidas de estas aguas. Había que recurrir a Buda para calmar las tormentas.

La estatua se terminó 90 años después y se cuenta que efectivamente las aguas se amansaron, aunque no sabemos si por gracia divina o como consecuencia de que el material extraído para esculpir la estatua se depositó en el lecho de los ríos cambiando su cauce.

En 1996, la Unesco incluyó al gran Buda de Leshan, junto con el paisaje panorámico del monte Emei, en la lista de lugares considerados Patrimonio de la Humanidad. Sin embargo ha habido que luchar por conservar la gran estatua. Expuesto a los vientos y a las lluvias desde hace siglos, el Buda quedó llena de fisuras y huecos. Gracias a una restauración total en 1962 ha recuperado parte de su estado original.

Buda

Es un entorno de gran relevancia histórica, pues fue aquí­ donde se edificó en el siglo I el primer templo budista de China. No en vano, el monte Emei es una de las montañas más sagradas del mundo.

La multiplicación posterior de templos hizo de este sitio uno de los lugares sagrados más importantes del budismo. El monte Emei se distingue también por la gran diversidad de su flora, contando con árboles que rivalizan en edad con la gran estatua de Buda.

La talla de 71 metros representa a un Buda Maitreya con las manos apoyadas sobre las rodillas. Maitreya es un nombre que aparece en la religión budista para referirse al próximo Buda histórico. Según la literatura sagrada budista, nacerá en la tierra para lograr la completa iluminación de un Buda y enseñar el dharma. El Buda Maitreya será el sucesor de Siddhartha Gautama, el Buda histórico actual.

Las dimensiones de la estatua son impresionantes, los hombros miden 28 metros de ancho y el más pequeño de los dedos del pie resulta gigante al lado de una persona.

Un dicho local dice: "La montaña es Buda y Buda es la montaña". El origen de esta frase está en el hecho de que la montaña en la que se encuentra el gran Buda vista desde la perspectiva del río tiene una silueta que recuerda a un Buda tumbado. El lugar es motivo de continuas visitas de peregrinos y de turistas, que observan atónitos desde lo alto y también a sus pies la grandeza de este Buda.

El gran Buda de Leshan no le quita el puesto al impresionante Buda gigante de Lushan, porque esta figura dorada mide desde la planta del templo 153 metros. Pero si el Buda de Lushan es de bronce, sí que hay otras esculturas en piedra que la desafían, y próximamente tendremos la difícil de superare Crazy Horse memorial sculpture, la escultura dedicada a Caballo loco que se está modelando en Estados Unidos.

Mientras, el gran Buda de Leshan de altura sigue siendo la imagen de Buda más grande del mundo esculpida en la piedra, con sus 71 metros de vértigo.

Fotos | Chi King (Flickr) y Bernt Rostad (Flickr) Más información | Cultura China En Diario del viajero | Las estatuas más curiosas del mundo, Las más curiosas esculturas en el mar

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio