Compartir
Publicidad
Publicidad

Introducción a la comida india: el Palak Paneer

Introducción a la comida india: el Palak Paneer
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy voy a presentaros una delicia gastronómica: el palak paneer, un plato de la cocina india que además de ser realmente exquisito (a pesar de las apariencias), resulta apto para los paladares más sensibles que todavía no se hayan habituado al generalizado uso de las especias que se da en este país.

Para hablar de este plato primero debemos saber qué es el paneer. Como se suele decir, “cada maestrillo tiene su librillo”, pero para que nos entendamos, podríamos definir el paneer como una especie de “queso fresco” hecho fundamentalmente a base de leche cuajada con zumo de limón, y generalmente sin sal.

El consumo de paneer está muy extendido en India, pues su alto nivel de proteínas lo convierte en el complemento perfecto en la dieta vegetariana. Así, encontramos el paneer como ingrediente en multitud de platos, como puedan ser las pakoras, el dosa, o las ensaladas.

Llegados a este punto, no será muy difícil adivinar que el palak paneer es un plato hecho fundamentalmente a base de este queso, en este caso cocinado con espinacas (en hindi “palak”, de ahí el nombre) en una olla a fuego lento. El resultado es una salsa espesa y suave, en la que todavía se distinguen los cubitos del paneer, y que como todo en este país, se come acompañado de arroz, o bien solo, pero siempre usando el tradicional roti o chapati como “cubierto”, ¡aunque los menos hábiles podemos ayudarnos con una cuchara!

Conviene tener cuidado, pues aunque nunca probaréis dos palak paneer iguales y el modo de preparación cambia según el cocinero, en muchas ocasiones el palak paneer incluye cebolla, jengibre y especias en su elaboración; aunque, como digo, el resultado suele ser suave y no resulta desagradable para aquellos que todavía no toleren los sabores fuertes.

Otro plato parecido, también con el paneer como ingrediente principal, es el mattar paneer, el cual sustituye las espinacas por guisantes. Se trata de un guiso muy popular que encontraréis además en muchísimos thalis, aunque esta vez, eso sí, muy especiado. ¡Un sabor inconfundible que irá directo a vuestro paladar!

Foto | 3dom en Flickr En Diario del Viajero | Los momos: un plato típico de la cocina de los Himalayas, Marruecos y la costumbre de beber té de menta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos