Compartir
Publicidad

Parques temáticos: ¿cómo mantener el presupuesto con los niños?

Parques temáticos: ¿cómo mantener el presupuesto con los niños?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hemos planeado visitar un parque temático con nuestros hijos durante las próximas vacaciones y nos enfrentamos al hecho cierto que los niños suelen querer todo lo que ven. Los gastos del viaje pueden ascender peligrosamente si no tomamos ciertas medidas para que los más pequeños colaboren en mantener el presupuesto.

Cuando decidamos que iremos a un parque temático, hablemos con los niños para contarles dónde pasaremos las vacaciones. Hagámoslo con el tiempo suficiente para que asuman pequeñas responsabilidades acordes a su edad que les sirvan para “ahorrar” su propio dinero para darse sus gustos. El objetivo de recoger los juguetes o de ayudar lavando los platos, será ganar su propio presupuesto de viaje.

En este sentido, conviene también fijar ciertas metas. Por ejemplo: por cada 20 euros ahorrados por los pequeños, los papis pueden aportar otros 10.

Hablemos con nuestros niños sobre las cosas que les gustaría traerse del parque temático. Expliquemos que los regalos generales saldrán del presupuesto general. Por ejemplo: una camiseta que les sirva para el cole o para salir. Pero si quieren golosinas o souvenirs ( maquillaje, pulseritas, cromos, pegatinas y mil cosas mas), deberán salir del presupuesto particular de los niños. Este es importante que quede claro desde el momento en que se plantea el viaje y el método de ahorro de los pequeños.

Antes de sali de viaje, se hará el recuento del dinero ahorrado y los aportes paternales que correspondan (lo que se promete, se cumple). El monto total se dividirá en la cantidad de días que pasemos en el parque temático y cada niño deberá manejar su propio dinero, sabiendo que la cuota diaria es fija y que no habrá “refuerzos“. Los préstamos y devoluciones entre hermanos deben arreglarse entre ellos (no se les ocurra intervenir).

Una buena idea es tener ciertos regalos comprados de antemano. Esas mismas pulseritas, maquillajes, pegatinas o cromos comprados fuera del parque nos costarán menos. Por la mañana, antes de salir a la visita diaria al parque, les daremos uno de esos regalos explicándoles que serán el premio a un día de buena conducta y que les estarán esperando en el hotel al regreso.

Lleva su peluche favorito. Si tu hij@ tiene un personaje favorito, ese peluche con el que juega o duerme cada día, será mejor que lo lleve en su maleta. Te evitarás comprar un clon o un sustituto cuando tu hij@ esté cansad@ o lo extrañe demasiado.

La visita a un parque temático debería ser una experiencia placentera para todos los miembros de la familia. Pero hasta los más pequeños deben comprender el valor de pagar por esa diversión.

Diario del Viajero | Niños
Diario del Viajero | Parques temáticos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio