Publicidad

El ABC de las medusas: qué hacer (IV)

El ABC de las medusas: qué hacer (IV)
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estos días hemos visto que las molestas medusas pueden presentarse casi en cualquier playa y a lo largo de un prolongado periodo.

Las causas exactas de las proliferaciones de medusas y los blooms son en la actualidad objeto de investigación. Se conoce que estos aumentos son estacionales y han sido siempre un fenómeno natural. Tales proliferaciones parecen estar incrementándose en los últimos años, y se apuntan como causas más probables: la disminución de sus depredadores, como tortugas o atunes; cambios en factores climáticos, como el régimen de lluvias o la temperatura global ; peculiaridades hidrográficas de esta zona, así como la contaminación procedente de fuentes terrestres.

Es un hecho, las medusas pueden aparecer en cualquier momento y debemos esar alertas.

¿Qué hacer?

Los expertos nos aconsejan que ante una proliferación es mejor no meterse en el agua, ni siquiera en la orilla, ya que pueden existir fragmentos de tentáculos con la misma acción urticante. En caso de duda, pregunta al servicio de vigilancia de la playa.

No tocar las medusas muertas o fragmentos de ellas: su poder urticante persiste hasta 24 horas en condiciones de sequedad.

Si has visto medusas y no existe ningún aviso, informa al puesto más cercano de vigilancia de playa.

La zona de rompiente es una zona peligrosa en caso de existir medusas, ya que muchos fragmentos con acción urticante pueden concentrarse allí.

Para minimizar el riesgo de picadura, puedes usar crema solar o protegerte con ropa ligera. Hace ya tiempo nuestros amigos de Trendencias nos hablaron de un protector solar con una extracto de plancton que dificulta la adherencia de las medusas.

En este campo hay otro ejemplo muy curioso. Otra loción protectora anti medusas, imitar el mecanismo biológico de estos bichos haciendo que, al rozar la piel, la medusa crea que está rozando a un ejemplar de su especie. Además, el producto libera inhibidores que repelen el disparo de los dardos urticantes.

Muy bien, estamos alertas, vestidos de pies a cabeza, bañados en protector solar anti medusa pero... como le pasó a Aquiles (el del talón, ¿se acuerdan?), nos dejamos los pies al aire y zas, nos picó una medusa. ¿Y ahora?

Jellyfish sign
* No rasques o frotes la zona afectada, ni siquiera con una toalla o arena. * Lava la zona con agua marina, nunca con agua dulce. * No apliques amoniaco, orines o vinagre. * Quita los restos o trozos con pinzas y si lo haces con la mano, que esté protegida. * Para aliviar el dolor aplica frío, durante unos 15 minutos, sin frotar. Si usas hielo evita el contacto directo con la piel. * Los niños, personas mayores o aquellas con alergias que resulten afectados, pueden necesitar atención especial. * Si se observan síntomas como náuseas, vómitos, mareos, calambres musculares, cefaleas o malestar generalizado, acudir al hospital más próximo e informar, si es posible, del tipo de medusa que produjo la picadura. (ver El ABC de las medusas : cuáles y dónde (III) * Desinfecta la herida con alcohol yodado 2 ó 3 veces al día durante 48 a 72 horas

Esperamos que con este amplio panorama, al menos estemos más informados y tal vez sepamos por dónde atacar el problema.

No meterse al mar. Bañarse en protector que nos convierta en una medusa. Saltar las olas con ropa hasta los tobillos. Y siempre atentos a la llegada de los bancos de pruritosas (?) medusas.

Diario del Viajero | El ABC de las medusas: todo lo que queríamos saber (I), ¿por qué a mí? (II), Cuáles y dónde (III)

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios