Compartir
Publicidad
Publicidad

Las catacumbas paleocristianas de Malta, en peligro

Las catacumbas paleocristianas de Malta, en peligro
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En el Mediterráneo, los fenicios acostumbraban a enterrar a sus muertos en huecos cavados en la roca. Mas adelante, cuando Roma extendió sus dominios por todo el Mare Nostrum la cultura romana llevó tras de sí sus propias costumbres. Con la llegada de los primeros cristianos, éstos acudieron a las más antiguas tradiciones para mantener sus ritos en el ocultamiento. Así nacen las catacumbas paleocristianas de Malta.

Constituyen un conjunto de enterramientos subterráneos de época paleocristiana situados bajo la actual ciudad maltesa de Rabat y zonas rurales de sus alrededores. Se puede considerar a este conjunto como un excelente documento para conocer el intercambio cultural, artístico y social que ha tenido lugar en el Mediterráneo durante siglos, así como una enorme fuente de información arqueológica.

Este conjunto de catacumbas, especialmente las de Santa Ágata y San Pablo, siguen la tradición fenicia y helenística de tumbas excavadas en la roca. Las de Rabat nos permiten conocer la cultura y la sociedad durante la época romana y bizantina de la ciudad. Hay en ellas claras referencias al Cristianismo, a ritos paganos y al Judaísmo lo que da muestra de la coexistencia de la diversidad religiosa. Esta peculiaridad, junto a la existencia de tumbas o mausoleos familiares, las hacen únicas en toda la Región Mediterránea.

Este magnífico conjunto se encuentra en peligro debido a los daños ocasionados por bacterias. Un equipo de las Universidades de Malta y de Roma y del Museo Nacional de Ciencias Naturales del CSIC han estudiado este tema: “Las biopelículas encontradas están constituidas por cianobacterias y bacterias heterótrofas, asociadas a algas verdes, diatomeas y musgos. Estos biofilms se desarrollan aprovechando la escasa luz natural que hay en la proximidad de las entradas de las catacumbas y también por el exceso de iluminación artificial. Ha sido precisamente la introducción de la energía eléctrica la que ha dado lugar a una profunda transformación del ecosistema microbiano en las catacumbas“ (Mas Salamanca).

Las pequeñas islas de Malta reúnen un magnífico patrimonio arqueológico: 7.000 años de historia. Desde el Neolítico hasta la más reciente historia mediterránea, encontrarás restos y sitios dignos de visitar en Malta. Y para hacerlo más sencillo hay una serie de abonos para descubrir el patrimonio maltés que facilitan la visita y te ahorran unos euros.

Foto | Albir
En Diario del Viajero | Aplicaciones viajeras para el iPhone: guía cultural de Malta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos