Publicidad

Así es como nacen estos cactus dulces que se convierten en caramelos en el desierto de Sonora
Gastronomía

Así es como nacen estos cactus dulces que se convierten en caramelos en el desierto de Sonora

HOY SE HABLA DE

Aveces también llamado desierto de Gila por el río Gila, el desierto de Sonora está localizado en América del Norte cuya extensión es compartida entre dos países. Políticamente se divide entre los Estados Unidos y México, cubriendo grandes partes de Arizona y California.

Aquí también se recolectan de una forma muy particular unos cactus que, más tarde, se convertirán en unos originales caramelos.

Tunas: caramelos de cactus

Los recolectores recogen las frutas, también conocidas como 'tunas', de los cactus silvestres Opuntia engelmannii. Salpicaduras de jugo fucsia se acumulan como una pintura de Jackson Pollock por doquier en el proceso.

p

Si bien el pigmento se desvanecerá, el color rosa brillante del jugo es un sello distintivo de los llamativos jarabes, mermeladas y dulces que se disfrutan en todo el suroeste.

La fruta se exprimirá y su jugo se utilizará para crear un caramelo de gelatina masticable con una textura similar a una pastilla de goma.

p

Cada día de trabajo por la mañana, los recolectores de temporada llevan baldes cargados de frutas a las modestas instalaciones de Cheri’s Desert Harvest, cerca de allí.

Entonces se procesan en una vaporera que llena el edificio con el olor dulce almizclado de la tuna. Las frutas calentadas se transfieren a una prensa de vino de acero inoxidable para extraer su jugo, que luego se filtra dos veces y se congela rápidamente. Esto continúa todos los días hasta el final del verano, cuando la empresa empieza para la fabricación de dulces y la producción de alimentos.

p

El color, la viscosidad y los niveles de azúcar y pH del jugo de tuna varían, especialmente durante los monzones de verano, por lo que se tiene que aprender a ejecutar toda la mezcla como si fueras un alquimista, y así ajustar cada lote a fin de hacer un producto consistente.

Si bien los dulces de Cheri’s Desert Harvest se venden en las tiendas de Tucson y son populares entre los turistas y los pájaros de la nieve de temporada, sus productos también se distribuyen en 48 estados y Canadá.

Cactus dulces

Los caramelos de cactus no son un concepto nuevo. Una golosina mexicana azucarada hecha con el cuerpo de los cactus de barril se popularizó en los Estados Unidos a principios de la década de 1900, y la sobreexplotación llevó a los cactus de barril, ahora protegidos, al borde de la extinción.

Prickly Pear Flour

Hoy en día, el nopal sostenible está creciendo en popularidad como ingrediente fuera del suroeste y México, donde es común en restaurantes y tiendas de abastos y ha sido durante mucho tiempo un alimento básico.

La gente de Hohokam de lo que ahora es el sur de Arizona se comió el cuerpo del nopal, incluidas las almohadillas, que desespinaron y asaron en hoyos, mientras que los miembros de la Nación Tohono O'odham que viven en Arizona y México comen las frutas y almohadillas y tienen derechos indígenas para cosecharlo en el parque Saguaro National de Tucson.

El desierto contiene cierta variedad de flora y fauna endémicas, como el cactus sahuaro. La flora que caracteriza este desierto es el cactus anteriormente mencionado. Su tamaño varía hasta los 15 metros de alto. Tardan años en crecer, pues pueden vivir hasta 200 años: crecen un metro cada 20 o 50 años. Gracias a ellos, Sonora es un poco más dulce.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio