Compartir
Publicidad

En Ámsterdam, prueba los arenques frescos

En Ámsterdam, prueba los arenques frescos
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un tiempo os contábamos todo lo necesario para comer y beber bien en Ámsterdam, y hoy queremos recordar uno de los tentempiés más típicos de la zona. En Ámsterdam, hay que probar los arenques frescos que encontraremos en varios quioscos a lo largo de la ciudad, así como en otros establecimientos.

Los arenques son el plato de comida rápida favorito de los holandeses, compitiendo con los consabidos hot dogs o las hamburguesas, más internacionales. Por ejemplo, en Museumplein y en las zonas de los canales centrales encontramos varios quioscos de arenques ("FrensHaringhandel"), pero también en mercados o en algunos bares se ofrece este "plato" que se toma de un bocado.

La situación junto al mar de buena parte del país hace que Holanda tenga gran tradición culinaria de marisco y pescado, y el arenque es uno de los platos más típicos, que se puede comer durante todo el año gracias al proceso de congelación (necesario para comerlo crudo con garantías sanitarias).

La pasión de los holandeses por el arenque crudo es muy importante en la cultura del país, incluso en la playa de Scheveningen en la Haya se celebra una vez al año una fiesta dedicada al arenque, que celebra la llegada de los nuevos arenques (llamados "Hollandse Nieuwe") a las ciudades costeras de Vlaardingen y Scheveningen. El nombre de la celebración es "Fiesta de las banderitas", más abajo te explicamos por qué.

Arenques Holanda

El "haring" se vende como tentempié y suele ir acompañados de cebolla cruda picada o pepinillos. Para degustarlos, nada tan sencillo como sujetarlos por la cola y metérselos enteros en la boca, aunque si estás en un restaurante (hay versiones del arenque para todos los bolsillos) mejor no hacer gala de esta campechanía.

La versión más fina pero callejera de los arenques crudos es comerlo en "broodje", acompañados de un trozo de pan, como en un bocadillo, generalmente de delicioso pan de centeno, y con alguna salsa, por lo que es probable que también tengas que acabar haciendo uso de la servilleta a menudo...

Los arenques se adornan con banderitas holandesas pinchadas, así como los quioscos que los sirven: de ahí el nombre de "la fiesta de las banderitas" de la que he hablado anteriormente.

Los arenques están crudos (salados), por lo que no son aptos para estómagos delicados o no acostumbrados a los sabores fuertes del pescado. El "zure haring" es una versión del arenque marinado en vinagre. también hay una "tapa" llamada "zure bom" que es un pepinillo enrollado en un arenque, ambos en conserva.

Los arenques frescos en Ámsterdam que encontramos en los puestos callejeros cuestan unos tres euros y se convierten en una opción socorrida y económica para un tentempié en nuestros paseos por la ciudad de los canales.

Más información | Sobre Holanda Foto | Javi Vte Rejas y Alkan de Beaumont Chaglar en Flickr-CC En Diario del viajero | Xtracold Amsterdam, un bar de hielo, Comer y beber en Ámsterdam (I) y (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio