Compartir
Publicidad

El viajero que estaba interesado en el sexo de diversas culturas (y acuñó una palabra para viajeros)

El viajero que estaba interesado en el sexo de diversas culturas (y acuñó una palabra para viajeros)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A todos nos suena Richard Burton (1821 – 1890) como paradigma del viajero y aventurero, una especie de Indiana Jones que alcanzó lugares que aún no habían sido explorados por el ser humano. Por ejemplo, fue el descubridor de las Fuentes del Nilo; y sus libros de viajes son idóneos para conocer regiones africanas. Sin embargo, Burton también estaba particularmente interesado por el sexo. Y por los penes.

Ya si profundizamos en los relatos de viajes de Burton encontraremos algunas descripciones muy detalladas y explícitas acerca de las costumbres sexuales de los habitantes de los lugares que visitaba. Incluso podemos deducir que sus investigaciones no se quedaban en la teoría, sino que había participado en la práctica.

Hasta el punto de que, finalmente, Burton empezó a llevar a cabo mediciones de la longitud de los penes de los habitantes de diversas regiones. Javier Reverte lo describe así en Los caminos perdidos de África:

Recordé que, en un texto posterior, a sus Primeros pasos, el explorador escandalizó a la puritana Inglaterra de su tiempo cuando relató sus investigaciones sexuales durante un viaje por la geografía del Oriente africano: «Las mujeres viciosas — decía — prefieren a los negros a causa del tamaño de su órgano sexual. Medí el de un hombre en territorio somalí que, en reposo, alcanzaba cerca de los quince centímetros. Es ésta una característica de la raza negra y de los animales africanos, mientras que el árabe puro, tanto el hombre como el animal, está por debajo de la media europea… Es más, estos enormes órganos no aumentan de modo proporcional durante la erección; y en consecuencia, el acto sexual se prolonga mucho más y crece en gran medida el placer de la mujer».

Pero además de experto en penes, como ya hemos dicho, junto a John Hanning Speke, un miembro de la expedición del continente negro, Burton fue el descubridor de las Fuentes del Nilo. El descubrimiento, sin embargo, fue más de Speke, pues Burton recelaba de él, tal y como explica Gonzalo Ugidos en su libro Chiripas de la historia:

Ello fue que cedió a las insistentes peticiones de Speke para que le permitiera viajar solo hacia el norte en busca del lago Ukewere. Los mercaderes árabes les habían hablado de un gran bhar, un mar o lago, que se hallaba a quince o dieciséis días de marcha hacia el norte. Speke era un hombre valeroso y terco, estaba casi ciego y los residuos de un escarabajo que se le habían metido en la oreja lo habían dejado sordo, pero con una pequeña escolta se metió en un territorio desconocido rodeado de personas que lo mismo podía resultar misericordiosas que asesinas. El 30 de julio de 1958 la caravana ascendió por una empinada cuesta y de pronto surgieron ante ellos las vastísimas aguas del N´yanza que Speke llamó Victoria en honor a Su Gracia Majestad y del que tuvo la certeza que era el auténtico nacedero del Nilo.

En 1853 Burton se disfrazó de afgano y se embarcó en una de las mayores aventuras de su vida: un viaje a la Meca. Fruto de sus experiencias nació el libro Peregrinación a Medina y la Meca, de 1855.

Vocabulario viajero

s
Burton también popularizó una palabara que en árabe quiere decir viajero. Introdujo las palabras safari y pijama en el diccionario de la lengua inglesa. La palabra safari significa viaje en idioma suajili, de origen bantú.

Tradujo también al inglés el Kama Sutra, la obra más famosa que se haya escrito sobre el sexo, y los cuentos de Las Mil y una noches. Si queréis leer algunos de sus libros de viajes, aquí tenéis los más destacados:

Primeros pasos en el Este de África El volcán, el almirante y los gallos Un día en Tenerife Vagabundeos por el Oeste de África: III - El país de las hormigas Vagabundos por el oeste de África Vagabundeos por el Oeste de África: II - Cabo de los Cocoteros Vagabundeos por el Oeste de África: I - Madeira y Tenerife Burton o la pasión oriental La Casida Cartas desde los campos de batalla del Paraguay Vikram y el vampiro Las montañas de la luna: En busca de las fuentes del Nilo Mi peregrinación a Medina y a La Meca

Fotos | Wikipedia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio