Compartir
Publicidad

Consejos para la visita a la Torre de Londres

Consejos para la visita a la Torre de Londres
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días estamos recordando nuestro recorrido por este monumento histórico de la capital británica, Patrimonio de la Humanidad. Hoy queremos ofreceros consejos para la visita a la Torre de Londres, para disfrutarla al máximo.

Una visita muy recomendable que podemos incluir en nuestro planning y que, aunque es una visita cara, merece la pena. La entrada de adulto a la Torre de Londres cuesta uno 23 euros al cambio (algo menos si compras online, hay descuentos para estudiantes, niños y familias).

Eso sí, está incluida en la tarjeta London Pass, por lo que si tienes claro que vas a ir a la Torre y además apuntas otras visitas de pago en tu agenda para Londres (aquí puedes consultar las atracciones incluidas), la tarjeta te sale rentable.

Otra de las ventajas de la London Pass es que tanto en la Torre de Londres como en otras atracciones, no tendrás que hacer cola. Y en Londres siempre se hace cola para entrar a cualquier sitio...

Lo que nos espera en la Torre de Londres es un recinto que se empezó a construir en 1066 bajo el reinado de Guillermo I y que ha sido residencia real, fortaleza, arsenal y lugar de tortura y ejecución. Hoy en día se ha convertido en una de las atracciones más visitadas de Gran Bretaña.

Ten en cuenta que se puede pasar perfectamente una mañana o una tarde en la Torre de Londres si queremos descubrir todos sus rincones con calma, y además habremos de esperar algunas colas, como la que suele haber para ver las joyas de la Corona.

La Casa de las Joyas, la Torre Martin, la colección de Armaduras Reales en la Torre Blanca, la Torre Sangrienta, el palacio medieval, la Puerta de los Traidores... son algunas de las paradas imprescindibles aquí.

Guardia en la Torre de Londres

Datos prácticos para la visita a la Torre de Londres

La Torre de Londres, como la mayoría de visitas en la capital londinense, tiene un horario que a nuestros ojos latinos se queda escaso, ya que cierran bastante temprano. Los horarios en temporada alta (del 1 de marzo al 31 de octubre) son de 9 a 17'30 de martes a sábado y abren una hora después domingos y lunes.

En temporada baja (del 1 de noviembre al 28 de febrero) abren de 9 a 16'30 horas de martes a sábado y desde las 10 domingos y lunes. Por lo tanto, hemos de planificar bien la visita en nuestros recorridos por Londres.

En el centro de bienvenida nos darán un programa detallado con las actividades diarias en el recinto de la Torre, como representaciones, exposiciones, la ceremonia de las llaves... Los "Yeoman Warders" o guardias alabarderos hacen a lo largo del día continuas visitas guiadas gratuitas (en inglés) de 60 minutos descubriendo secretos y curiosidades de la Torre.

Si lo preferimos, existen audioguías (de pago) para descubrir la Torre a través de cinco visitas diferentes: los Normandos, el Palacio Medieval, Prisión y ejecución, las Joyas de la Corona y la vida en la Fortaleza Real.

Además, en el interior de la Torre hay un restaurante (New Armouries Restaurant) y puestecitos para tomar una bebida o un tentempié, y si lo preferimos se puede consumir comida del exterior en los lugares destinados a ello (fuera de las zonas y edificios históricos). En el embarcadero hay otro café que sirve una amplia gama de sandwiches, pasteles y bebidas calientes y frías.

Creo que si hubiera tenido un par de semanas o tres para moverme por Londres y alrededores, me hubiera acercado a la Torre de Londres a primera hora para pasar buena parte del día allí perfectamente, a los niños les gusta bastante y los mayores también podíamos haber disfrutado de la historia del lugar con más calma. Nos acercamos ya por la tarde y estuvimos un par de horas antes de que cerraran.

Está permitido tomar fotografías en toda la Torre, excepto en las Joyas de la Corona, la Torre Martin y las capillas. La Capilla de San Pedro está abierta a los visitantes que no realicen una visita guiada con la Guardia durante la última hora de apertura de la Torre.

Algunos lugares de la Torre son accesibles para personas con movilidad reducida, aunque al ser un edificio histórico mantiene los tramos de escaleras empinadas o pasadizos estrechos, por lo que nos advierten de que el acceso en silla de ruedas es limitado.

Para llegar a la Torre de Londres, que está junto al famoso Tower Bridge, podemos hacerlo en metro parada Tower Hill líneas Circle, District y DLR. Los autobuses 15, 42, 78, 100 y RV1, y algunos barcos turísticos también nos dejan junto a la Torre.

En definitiva, la visita a la Torre de Londres es muy recomendable para aprender sobre el Imperio Británico, conocer su pasado y comprender lo que la Monarquía y la Reina representa hoy. Nosotros lo hicimos un poco resguardándonos del frío y el aguanieve que caía intermitente... pero valió la pena. Esperamos que con estos consejos disfrutéis aún más de la Torre.

Sitio Oficial | Historic Royal Palaces Fotos | Eva Paris En Diario del viajero | El British Museum en Londres, Diez cosas que solo se pueden hacer en Londres, El natural History Museum de Londres

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio