Publicidad

Descubrimos por qué GeoFort es el mejor museo infantil del mundo
Museos

Descubrimos por qué GeoFort es el mejor museo infantil del mundo

Publicidad

Publicidad

Prohibido... no tocar. No experimentar, no emocionarse, no disfrutar. Es el lema que todos los museos para niños deberían tener, y sin duda este fuerte fluvial en los Países Bajos, lo cumple a rajatabla. Y por eso se merece el reconocimiento que ha recibido: GeoFort es el mejor museo para niños del mundo.

Para niños y para todos los públicos, porque si algo aprendemos los adultos es que en este tipo de museos nos divertimos todos. Pues siempre nos resultará más ameno saber sobre nuestro planeta, sobre geografía, sobre cartografía y navegación, experimentando, sintiendo, con la tecnología al servicio del conocimiento, que simplemente leyendo o viendo un documental.

GeoFort es una atracción educativa en un curioso complejo de un fuerte fluvial, situado en el centro de los Países Bajos, en Herwijnen, a 30 kilómetros al sur de Utrecht y dedicado a la geo-información sobre lugares o ubicaciones.

GeoFort niños

En él nos introducimos en una serie de edificios y estructuras rodeados por un canal, a modo de isla, como hubiera quedado Holanda en caso de invasión si se hubiera puesto en marcha el curioso anillo defensivo que, en una red de 85 kilómetros de diques, canales y esclusas, atraviesa el centro del país.

En GeoFort el visitante vive la experiencias activas de GeoExperience, se introduce en el laberinto 'inteligente' o hace una ruta exterior, pues al aire libre también hay interesantes propuestas. De este modo, el museo se convierte en una especie de parque temático.

Un parque temático de la geo-información y geo-localización, la información sobre lugares en la tierra, que nos puede decir desde dónde hay atascos a dónde está el cajero automático más cercano o dónde está el mejor lugar para construir un rascacielos. En él descubrimos que casi todo el mundo utiliza los servicios de geo-información en sus trabajos, tanto si trabajas en un hospital, en la construcción o en la agricultura. Todos los mapas digitales se crean con estos datos.

Una instalación descubre la evolución de Pangea, el antiguo continente único. Otra nos introduce en un laberinto para desorientarnos. Podemos comprobar la resistencia de una construcción durante un terremoto. Recorreremos el "Túnel de la desorientación" o descenderemos en un ascensor al centro de la Tierra...

GeoFort

Desde luego, todas las propuestas son apasionantes y por ello GeoFort ha sido elegido mejor museo infantil del mundo. Se trata de un título otorgado conjuntamente por la red internacional de museos Hands On! y la Academia Europea de Museos.

Cabe destacar que no se trata de un gran museo, sino que parte de una iniciativa privada que con el apoyo de otros centros privados y públicos ha conseguido crecer hasta ofrecer un abanico de actividades originales, amenas, que le han hecho merecer el título. Y que piensan ampliar.

El museo está pensado para niños “de 4 a 104 años”, pero sobre todo entre 6 y 16. ¿Tal vez futuros genios de la geo-localización? Abre todos los fines de semana y en los periodos de vacaciones escolares, de 11 a 17 horas, cuando los niños ya no van al colegio pero están dispuestos a seguir aprendiendo, divirtiéndose, eso sí. La entrada (a partir de los tres años) cuesta 9'50 euros.

Os dejamos con el vídeo (locución en neerlandés) que nos muestra Geofort, el mejor museo para niños del mundo, en un minuto.

Vídeo | Youtube
Fotos | Facebook GeoFort
En Diario del viajero | Seis museos americanos para visitar con niños (y despertar su interés por la Ciencia), Museo Científico de Bruselas: la ciencia es divertida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir