Compartir
Publicidad

Visita a Segóbriga, la ciudad romana del siglo I

Visita a Segóbriga, la ciudad romana del siglo I
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La ciudad de Segóbriga, es una antigua ciudad romana situada en el municipio de Saélices, en la provincia de Cuenca y constituye un interesante conjunto arqueológico que incluye un yacimiento celtíbero y posteriormente romano situado en la zona del cerro de Cabeza de Griego.

Este conjunto de interés cultural fue declarado Monumento Nacional en 1931 y está en muy buen estado como podréis apreciar por las fotografías que ilustran este post. A unos 100 km de Madrid si vas por la carretera A-3 dirección Valencia, encontrarás las indicaciones para llegar y descubrir las ruinas de la ciudad que incluyen un teatro, anfiteatro, termas y otros habitáculos.

segobriga3-5.jpg

Todo está muy bien explicado en el Centro de Interpretación situado a la entrada, donde podremos concertar visitas guiadas o conseguir unas audioguías. Además, los carteles explicativos ayudan mucho al visitante para hacerse una idea completa de lo que debió ser esta ciudad romana, cuya importancia deriva de la explotación minera del espejillo o yeso especular transparente que utilizaban para las ventanas de las ciudades hasta la implantación del vidrio.

Con origen un antiguo castro celtíbero, fue conquistada por los romanos en el Siglo I a.c. convirtiéndose en una villa estipendiaria que pagaba un tributo a Roma, para después ser un municipio romano autónomo desde el año 12 a.c, en tiempos de Tiberio.

segobriga_1-1.jpg

Esto le dió gran auge y posición, ya que estaba gobernada por ciudadanos romanos. Los gobernantes para procurar su reconocimiento y paso a la posteridad, donaban cantidades de dinero a la ciudad para poder mejorar sus instalaciones y áreas de esparcimiento.

Por ello, tanto en la zona del museo como en la zona del antiguo Foro o del Teatro, hay muchas estatuas de personajes insignes de la época, benefectores de la ciudad. Caminando por el largo paseo hacia la villa, vemos algunos elementos muy interesantes.

segobriga_elem-1.jpg

Por un lado, restos de la antigua canalización de agua, el acueducto (que va a ras de suelo) para dotar de agua fresca corriente a la ciudad. Por otro lado, algunas tumbas y fosas situadas a los lados del camino, posiblemente de personas relevantes dado que en algunas de ellas se encontró ajuar y objetos que enterraban con ellos. Parece ser que esta forma de enterramientos es de la época romana ya que los celtíberos utilizaban más la incineración que la inhumación de los restos.

Al llegar al conjunto arqueológico de Segóbriga tras recorrer ese camino, hay dos grandes estructuras que dejan impresionado. Por un lado el anfiteatro, un recinto ovalado donde tenían lugar las luchas de fieras y hombres, a las que asistían los niños de la época. También luchaban allí los gladiadores, espectáculo reservado a los adultos.

segobriga_uno-3.jpg

En el teatro, el otro gran edificio cuya foto preside este post, aún se conserva una buena acústica y se puede apreciar el gran aforo que tenía y la disposición de los asientos y gradas para los potentados y para el resto del pueblo. Las grandes columnas que aún quedan muestran donde debía estar la entrada y lo majestuoso que debía ser el recinto.

segobriga1.jpg

Si se sube a la parte superior de la ciudad romana, se accede a la zona comercial, el Foro donde se producía la mayor parte de la vida social, habiendo dependencias y tabernas, lugares de debate y la plaza central. Un recorrido muy interesante que conviene realizar acompañado de un guía que ayuda a imaginar la importancia que tuvo esta ciudad desde el siglo I hasta el III en que poco a poco comenzó su decadencia.

Finalmente, el recorrido permite ver e imaginar lo que fueron las termas públicas, con su sala templada, su sala caliente y la sala fría, si bien la última es hoy parte de una iglesia construida sobre lo que fueran los vestuarios de las termas y no permite ver cómo pudo ser.

En conjunto, la visita a Segóbriga es muy interesante y permite hacerse una idea de cómo esta ciudad manchega fue un importante municipio romano en la época de la explotación minera y como tuvo una importante vida social en la época.

Consejos para la visita a Segóbriga

  • La zona es muy fría si se visita en invierno y también es muy calurosa en verano por lo que se recomienda llevar ropa adecuada, gorro o sombrero etc.
  • La visita cuesta 5 euros, 2,50 si se cuenta con carnet joven, grupos e incluso 1 euro para menores de 6 años y jubilados
  • Los horarios son de 10 de la mañana a 3 y de 4 de la tarde a 6 de la tarde, de martes a domingo. Cierra los lunes

En Diario del Viajero | Visita al sepulcro del calcolítico de Huerta Montero
En Diario del Viajero | Visitas teatralizadas a la localidad de Aranda de Duero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio