Compartir
Publicidad

Presupuesto para viajar en India (con poco dinero)

Presupuesto para viajar en India (con poco dinero)
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Además de fascinante, India tiene la virtud de ser un país donde el coste de vida es bastante bajo; y en los tiempos que corren, gastar poco en los viajes es algo que nuestro bolsillo agradece. Por eso, hoy voy a daros unos consejos y precios orientativos para viajar en India gastando lo justo y necesario.

La clave está en adoptar el estilo de vida de la población local. Parece obvio, pero no son pocos los que gastan cinco veces más de lo que deberían, por el simple hecho de pecar de ingenuos o conformarse con unos precios que, para el nivel de vida occidental, ya nos parecen muy bajos. No obstante, no podemos olvidar que aún sin mala intención, la "picaresca" del país intentará conseguir del turista un par de euros más siempre éste se preste a ello. Para que eso no os ocurra, aquí tenéis algunos consejos:

Alojamiento

Couchsurfing es siempre la mejor opción. Y no solo por el hecho de encontrar alojamiento a coste cero (llevar un regalito a vuestro anfitrión es un buen detalle, así como ayudar en las tareas domésticas), sino por impagable oportunidad que alojarse en casa de un local os va a dar de conocer a fondo la realidad del país, así como de descubrir lugares que no salen en las guías.

Otra opción son los diferentes monasterios y casas de peregrinos que hay desperdigados por todo el país. Bien en dormitorios comunitarios o individuales, estos lugares os permitirán alojaros dos o tres días (algunos más), a cambio de un pequeño donativo. Recomiendo especialmente las hospederías para peregrinos del Templo Dorado de Amritsar, ¡no pasar en ellas al menos una noche es imperdonable!

Si todo lo anterior falla, la oferta de hostales y guesthouses es casi infinita. Aunque aquellos que podáis encontrar en vuestras guías no tienen por qué estar mal, suele darse el caso de que, precisamente tras verse incluidos en esas guías, estos lugares inflan los precios y muchas veces la calidad no es todo lo buena que podríamos esperar en función de lo que estamos pagando.

Yo recomiendo servirse de la guía para encontrar la “zona de los hostales” (que muchas veces coincide con los famosos paraísos backpacker) y una vez allí, preguntar a cualquiera en la calle por un hostal con el precio que vosotros queráis pagar. No os dejéis engañar si os dicen que no hay nada por debajo de las 400 rupias (6 euros): siempre hay. Y hay, por que eso es lo que pagan los locales por una habitación. ¡Yo he llegado a dormir por 100 INR! Si no cedéis, encontraréis algo que se ajuste a vuestro presupuesto; os garantizo que nunca he tenido que dormir en la calle.

Comida

Comed siempre en restaurantes locales: thalis desde 20 rupias (¡30 céntimos de euro!), dosas por 30 INR… Entiendo que mucha gente prefiera pagar 200-300 INR (2-5 euros) por una comida excelente en un restaurante “turístico”, pero aquellos que tengan pensado pasar varias semanas o meses en el país, euro a euro notarán la diferencia. Por otra parte, la experiencia de comer auténtica comida india en un auténtico restaurante local, no tiene precio alguno, ¡no hay mejor manera de establecer contacto con su gente! Eso sí: el agua compradlo embotellada; un litro y medio no cuesta más de 20 rupias.

Si la ciudad en la que os encontráis hay un templo sij (Amritsar, Delhi…), podéis comer gratuitamente en su comedor un thali básico compuesto de dhal, arroz y chapati, que muchas veces incluye extras como arroz con leche o chai con galletas.

Transporte

En los trayectos largos, preferid el tren al autobús. Además de ser más seguro (especialmente si viajáis de noche), la multitud de clases disponibles hará que siempre encontréis algo que se adapte a vuestro bolsillo. En vagón sleeper, el coche-cama más barato y el más usado por los indios, podéis recorrer 500 kilómetros por menos de 200 rupias.

Las grandes urbes como Delhi o Kolkata disponen de una red de metro que comunica casi todos los puntos de la ciudad, con la ventaja de que los precios son fijos. Si estáis algo perdidos y tenéis que tomar un rickhsaw, aseguraros de saber el coste del trayecto de antemano y no cedáis ¡que se os vea seguros!

Siguiendo estos consejos, el coste de viajar por India no tiene por qué superar los 10 euros diarios, incluyendo las visitas más importantes. Los souvenirs y pequeñas compras ya son un tema aparte, pero la filosofía es siempre la misma: averiguad el precio justo y no paguéis más de eso. Tras unos días en el país, os moveréis como pez en el agua.

Imagen | Carmen En Diario del Viajero | ¿En qué países podemos viajar pro menos dinero?, Diez consejos para ahorrar en vacaciones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio