Compartir
Publicidad

Qué ver en Tortosa: palacios y monasterios en la ciudad de los Caballeros Templarios

Qué ver en Tortosa: palacios y monasterios en la ciudad de los Caballeros Templarios
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La historia de Tortosa nos cuenta que desde siempre tuvo un papel protagónico en su comarca. Antigua capital íbera y centro de gran importancia durante el período romano (llamada Dertosa). Durante la ocupasión árabe se la conocía como Turtusha.

Fue durante la Edad Media y el Renacimiento, cuando Tortosa se convierte en el eje de la vida política de la comarca. La ciudad de Tortosa posee un conjunto histórico de notables dimensiones que más allá de su recinto fortificado y sus 3 monumentos nacionales se encuentra salpicado por todo tipo de construcciones o restos arquitectónicos de especial interés.

¿Qué ver en Tortosa?

tortosa

  • Castillo de la Suda o de San Juan: impresionante testimonio arquitectónico de la ciudad andalusí, recibe el nombre del pozo sarraceno o suda, que baja a más de 45 metros de profundidad a buscar el nivel del Ebro. El recinto contiene el único cementerio árabe al aire libre de todo Cataluña y un Parador de Turismo. Por su ubicación domina la ciudad y el río Ebro constituyendo un excepcional mirador.

    Fue construido en el s.X, en época de Abderramán III, sobre la antigua acrópolis romana. Del periodo islámico quedan la base y el trazado de las murallas, el pozo y la única necrópolis árabe a cielo abierto que hay en Cataluña. Reconquistado por el conde Ramón Berenguer IV (diciembre de 1148), el castillo pasó a ser residencia de los Montcada y de los Templarios.

    Después de la Reconquista, se convirtió en prisión y, ya desde tiempos de Jaime I, en residencia real. A partir del s. XV, fue sucesivamente adaptado a las nuevas exigencias de defensa.

  • tortosa

  • La Catedral de Santa María: se inició en el año 1347, pero fue consagrada recién en 1597. El ediicio gótico fue construido sobre uno anterior románico y las excavaciones arqueológicas, han puesto de manifiesto que aproximadamente en este lugar se encontraba el foro romano.

    Se encuentra situada en el centro de la ciudad de Tortosa a orillas del río Ebro. Desde 1931 es también Basílica.Tiene planta de tres naves separadas por pilares y con capillas laterales. La nave centralconsta de cinco tramos con bóvedas de crucería sostenidas por grandes pilares que recuerdan a la catedral de Barcelona, e incorpora vitrales en los dos muros superiores para la iluminación del interior.

    El claustro del siglo XIII, se encuentra adosado al muro sur de la catedral y consta de planta trapezoidal, con galerías cubiertas y formadas por arcos ojivales sobre columnas. En este hermoso espacio se escribieron muchas páginas de la historia de Tortosa y su región, ya que en la Edad Media el consejo de la ciudad se reunía en sus galerías.

    Como curiosidad, te diremos que bajo el claustro se construyó un gran refugio antiaéreo entre 1937 y 1938. Puede visitarse.

  • El Portal del Romeu, uno de los más emblemáticos de la ciudad amurallada, es la puerta de entrada y salida al Camino de Sant Jaume de l’Ebre. Diversos palacios se encuentran concentrados en el núcleo antiguo de la ciudad. Lo encontrarás cerca de la plaza de la Cinta.
  • El Palacio Despuig: Construcción de finales del siglo XV. De estilo gótico, con un patio, escalinata exterior lateral y galería de arcos apuntados sobre columnas, ha sufrido bastantes alteraciones a lo largo del tiempo. La portalada de acceso presenta un arco de medio punto y grandes dovelas. En el interior se encuentra el artesonado de uno de los habitáculos superiores y el de la planta baja cuenta con pinturas medievales.
  • El Palacio Oriol: También conocido por Bellet por ser la residencia del Marqués de esta dinastía, se accede a él por la portalada con arco de medio punto. La fachada presenta, además, ventanales rectangulares y está coronada por una galería de arcos. Actualmente acoge el Conservatorio Profesional de Música.
  • El Palacio Oliver de Boteller Situado anteriormente junto al río y trasladado en 1962 al solar entre la calle Canvis y la calle de la Ciutat, lugar que ocupó el Ayuntamiento en la Edad Media. De la construcción original de finales de siglo XV se conserva la fachada. El portal de entrada es de medio punto con grandes dovelas. El resto del edificio fue destruido durante la Guerra civil.
  • El Palacio Episcopal Situado en la calle de la Creuera, el edificio fue construido entre los siglos XIII y XIV. La fachada del edificio ha sufrido bastantes alteraciones a lo largo del tiempo, con remodelaciones en los siglos XVIII y XIX.
  • Convento de Santa Clara: fue uno de los primeros de la orden en instalarse en Cataluña y es el más antiguo de Tortosa. Fue fundado en vida por Santa Clara de Asís en 1283. El edificio perteneciente al estilo gótico, fue destruido parcialmente durante la guerra civil de 1936-39.

    De la primitiva construcción se conservan dos alas del claustro, prototipo del gótico provenzal y formadas por arcos trilobulados sostenidos por columnas adosadas. A resguardo del monasterio de Santa Clara, se forma uno de los barrios más peculiares de la ciudad. Las calles que dibujan su estructura empiezan por la calle de Montcada, eje importantísimo en la Edad Media, para subir escarpadas y estrechas por la vertiente norte de la montaña fortificada del Sitjar.

  • La Lonja de Tortosa es una obra del gótico catalán. Construida en el siglo XIV (entre los años 1368 y 1373) sirvió de modelo al resto de las lonjas de la región catalanoaragonesa.
  • Patrimonio modernista. Tortosa cuenta con una espléndida serie de edificios de claro modernismo catalán. Una ruta por sus calles nos llevarfá a descubrir obras de los principales arquitectos de esa escuela... pero ésta es otra historia, y la contaremos mas adelante.
  • Tortosa es una ciudad que nos lleva en un viaje en el tiempo. Recorrer sus calles, subir a su castillo o recorrer las murallas puede convertirse en una auténtica aventura si además, recorres la ciudad convertido en un caballero, un soldado o una dama de la época. Por las calles de Tortosa y en sus principales edificios históricos se realizan visitas teatralizadas participando en un juego de rol en el que adoptarás un personaje y cumplirás tu papel para que la historia vuelva a repetirse.

    Fotos | Matilde Martínez, María Rosa Ferré En Diario del Viajero | Dos conventos a descubrir en la comarca de Terres de l'Ebre

    Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad
    Inicio