Compartir
Publicidad
Publicidad

Ruta de los Cahorros de Monachil (Granada)

Ruta de los Cahorros de Monachil (Granada)
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Monachil es un pueblo que está situado a tan sólo unos 8 kilómetros hacia el sureste de Granada, en la parte del centro-sur de la comarca de la Vega de Granada. Es aquí donde están Los Cahorros, una zona de alucinantes paisajes ideal para hacer senderismo o practicar escalada.

Resulta increíble que esta lugar, esté a 15 minutos en coche desde la ciudad de la Alhambra. En un cuarto de hora apareces en un lugar completamente distinto, en donde la paz y tranquilidad triunfan sobre el tráfico de la capital. Esto hace que sea una buena opción para una escapada desde Granada, ya que se puede salir por la mañana, pasar allí todo el día allí y volver a la ciudad por la noche.

La ruta de Los Cahorros discurre bordeando el río Monachil, el cual nace en el pico Veleta (el segundo más alto de la Sierra Nevada y el cuarto del país). Y este río es el gran artífice del impresionante paisaje, altas montañas que han sido escarvadas durante siglos por sus aguas. Los viajeros van caminando entre las paredes, en ocasiones bastante estrechas, que el Monachil consiguió modelar.

Para llegar hasta ahí, se sale desde el pueblo en dirección El Purche y, a unos 500 metros, a la altura del bar El Puntarrón, se puede dejar el coche. Y desde ahí comienza un sendero hacia la derecha que se mete por una zona de cortijos con árboles frutales que nos conduce hacia la ruta. Se llega hasta dos eras llamadas Los Regenerales y se puede coger el camino de Los Cahorros Altos o los Bajos. La ventaja de ir por los Altos son las vistas del cauce del río desde arriba.

En el camino se combinan las montañas con el río y sus cascadas. A esto se suma otra característica de la ruta que son los puentes colgantes que hay que ir atravesando cada tanto, para disgusto de los caminantes con vértigo. Uno de los puentes sobre el río mide nada menos que 63 metros, que se construyó hace cerca de un siglo con cuerdas y hace cuarenta años se remodeló para una mayor seguridad.

Dado que no existe casi desnivel en la mayor parte del recorrido, las dificultades no son grandes. Sin embargo, hay momentos en los cuales el trayecto se vuelve un poco más complicado, como al pasar por la Cueva de las Palomas (uno de los puntos más bonitos del camino). Aquí hay unas anillas en las paredes para poder sujetarse, para hacer frente a lo estrecho del sendero. Y si el río está medianamente alto, hay alguna parte en la que hay que pasar sentados. Pero la caminata de un par de horas se ve recompensada por un rato sentado en alguna de las praderas escuchando los pájaros y el agua.

El camino se puede seguir hasta la Estación Eléctrica de la Vega, desde donde se regresa siguiendo nuestros pasos. Lo bueno de volver por la misma ruta es que consigues tener otra visión del paisaje y captar detalles que quizás a la ida habían pasado desapercibidos.

Cada época en Los Cahorros tiene su encanto y el único inconveniente puede ser la subida del río en temporada de lluvias. El otoño le da un toque especial por los colores, pero también está muy bien para ir en verano y refrescarse un poco, haciendo algún tramo de camino por el río.

¿Cómo llegar?

Para ir hasta Monachil en coche, hay que coger la carretera Gr 3202 en dirección al Barrio de la Vega y desde ahí a Monachil. Como dijimos, el coche se puede dejar por la zona del bar El Puntarrón, o la zona de la era de las Portachuelas.

Quienes vayan a ir en autobús desde Granada, deben coger la línea 183 a Monachil(no confundir con la que va al Barrio de Monachil), que sale desde el Paseo del Salón (al margen del río Genil). Hay que bajarse en la última parada, y desde ahí ir subiendo la calle al margen del río.

Fotos | César HZ, ivangarcia y Arkangel en Flickr
En Diario del Viajero | 10 cosas imprescindibles en Granada
En Diario del Viajero | Viaje exótico por la Sierra de Almijara
En Diario del Viajero | Senderismo en Barcelona: El santuario de Queralt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos