Compartir
Publicidad
Publicidad

Biciturismo, ¿práctico o no?

Biciturismo, ¿práctico o no?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las últimas tendencias en movilidad urbana es el sistema de alquiler de bicicletas como una alternativa de movilidad ecológica y barata tanto para residentes como para turistas.

En España, aunque parezca mentira son 24 las ciudades que cuentan con este sistema. Una de las primeras ha sido Gijón, pero también se puede encontrar en Córdoba, Jerez, Avila, Sevilla o Barcelona donde ha tenido gran éxito, por nombrar algunas.

En Europa hay al menos 11 más que ya lo tienen en funcionamiento, algunas hace muchos años como Dinamarca, Viena, Berlín, Copenhague, Bruselas y hace poco París con su nuevo proyecto Velib en el que ha apostado muy fuerte, promocionando que la ciudad es más bella desde alguna de las más de 10.000 bicicletas que tiene en la calle.

Los sistemas de alquiler son variados, algunos más prácticos que otros con precios para todos los gustos.

En algunas ciudades piden identificación por si algún listo quiere quedarse con la bici haciendo que el sistema sea más engorroso mientras que en otras como en Copenhague funciona como el carrito de la compra.

Ahora bien, por qué en algunas ciudades el alquiler de bicis tiene tanto éxito mientras que en otras es impensable. Para que un sistema así sea efectivo hay ciertas condiciones que deben darse que dependen mucho de la geografía de la ciudad y de la educación cívica de sus habitantes.

En primer lugar, y esto a cuenta de las empresas de alquiler, es fundamental que el turista encuentre siempre bicicletas en las paradas y que se encuentren en buenas condiciones, de lo contrario se va al traste el plan de hacer turismo a dos ruedas.

Por otro lado, la ciudad debe estar preparada con infraestructuras para ciclistas como carriles especiales y circuitos adaptados, así como que las condiciones del terreno deben ser propicias para que no dejemos el alma en la bici, es decir si la ciudad está repleta de cuestas y no hay sitio para la libre circulación de la bici, mal asunto.

También es importante que los trenes y el metro cuenten con vagones especiales para que el turista pueda viajar con la bici para que se puedan explorar los alrededores de la ciudad.

Y por último, que los ciudadanos tengan una actitud de respeto y estén concienciados sobre los beneficios del uso de la bici frente al coche.

En fin, que el sistema es muy bonito, muy saludable y ecológico. De hecho, soy defensora de hacer turismo en bicicleta pues se conoce la ciudad de otra manera, pero hay varias condiciones que deben cumplirse para que el sistema sea exitoso y los turistas lo adopten. ¿Tú practicas el biciturismo? ¿Te resulta práctico?

Nota: El periódico Adn cuenta con un mapa de Google muy útil con el posicionamiento de las ciudades europeas donde se puede encontrar el préstamos de bicicletas y la web de cada empresa de alquiler.

En Diario del Viajero | Eurovelo: Europa en bicicleta En Diario del Viajero | Tours en bicicleta En Diario del Viajero | Bicicletas a un euro la hora en Barcelona en 2007 En Diario del Viajero | París desde la bici

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos