Compartir
Publicidad

Ruta de los judíos en Budapest

Ruta de los judíos en Budapest
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Gran Sinagoga de Budapest

Budapest tiene una larga historia de convivencia y de desencuentros entre la colectividad judía y la ciudad. No todos los capítulos de esta relación han sido buenos, pero todos han dejado huella en Budapest. Veamos la que se da en llamar la ruta de los judíos de Budapest.

El recorrido merece comenzarse en la Sinagoga de la calle Dohány, la sinagoga más grande de Europa, con capacidad para 3.000 personas. Fue construida entre 1854 y 1859 y en realidad se trata de un complejo. Este complejo incluye la Gran Sinagoga (como se la conoce), el Templo de los Héroes, el cementerio, el monumento al Holocausto y el Museo Judío.

La calle donde se ubica la Gran Sinagoga, la calle Dohány tiene un profundo significado para la comunidad judía, ya que era la frontera del llamado ghetto de Budapest donde viveron hacinadas unas 70.000 personas entre 1944 y 1945.

El Templo de los Héroes es una construcción con capacidad para 250 personas que se usa para servicios religiosos. Se agregó a la sinagoga en 1931 y tiene un alto valor simbólico, un ícono que recuerda a los judíos que dieron su vida durante la Primera Guerra Mundial.

El Cementerio Judío se ubica en la parte trasera del Templo de los Héroes, junto al Museo y la Sinagoga. En este camposanto reposan más de 2.000 personas que murieron en esos 2 años de ghetto cerrado.

gran sinagoga
Interior de la Gran Sinagoga

En esta parte posterior de la sinagoga, también se encuentra el parque Raoul Wallenberg Emlékpark o parque de la memoria donde se encuentra el Monumento a los Mártires Judíos o Árbol de la vida en memoria de los 400.000 húngaros de esta fe que murieron durante la Segunda Guerra Mundial. También se recuerdan los nombre de aquelos que, mediante argucias y engaños diversos, pudieron salvar la vida de otros miles.

Este monumento y las tareas de recuperación y mantenimiento del cementerio, fueron llevadas a cabo por la Fundación Emanuel. Esta fundación fue creada en 1998 por el actor americano Tony Curtis cuyo verdadero nombre era Bernard Schwartz, hijo de la pareja de judíos húngaros Emanuel Schwartz y Helen Klein. Su fundación se enfocó a la restauración y preservación de sinagogas y mas de 1300 cementerios judíos en Hungría.

Una parada especial es en el Museo Judío. La comunidad judía de Budapest crea este museo en 1931. Se guardan aquí miles de piezas históricas y objetos religiosos judíos.

A partir de aquí en una corta caminata se recorre el llamado "Triángulo judío" donde en un pequeño espacio se recorren edificios de la comunidad del siglo XIX: la sinagoga, las tiendas kosher, las galerías y talleres artesanos, las pastelerías de dulces judíos, etc.

La ruta podría extenderse por otras muchas sinagogas en Budapest. Para una pormenorizada descripción de ellas, aconsejo la lectura del blog Crónicas húngaras. Un paseo lleno de información detallada que nos ayudará a conocer la historia de los judíos en Budapest.

Fotos | Wikipedia En Diario del Viajero | El cementerio judío de Praga

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio