Publicidad

Por primera vez, se descubre un antiguo sitio arqueológico aborigen conservado en el fondo marino y es espectacular
Noticias

Por primera vez, se descubre un antiguo sitio arqueológico aborigen conservado en el fondo marino y es espectacular

Publicidad

Publicidad

Murujuga, es una península en la región de Pilbara, Australia Occidental, al riente y en frente del Archipiélago Dampier, al nororiente de la ciudad de Dampier. También es conocida como península Burrup.

En este lugar es donde se ha encontrado esta maravilla arqueológica que se suma sustancialmente a la evidencia que ya tenemos de la actividad humana y la producción de arte rupestre en este importante lugar catalogado como Patrimonio Nacional.

Petroglifos submarinos

Murujuga (Yaburara/Ngarluma "hueso de la cadera que sobresale") es una zona ecológica y arqueológicamente única, que cuenta con la colección de petroglifos más grande del mundo, grabados o pintados en las rocas por los antiguos aborígenes desde antes de terminar la última glaciación, hace 10.000 años.

Aquí se halla una colección de diseños con rocas hechos por los aborígenes, que es la más grande de Australia y el total de obras de arte aborigen en el área supera un millón. Entre los petroglifos hay figuras de animales como canguros y el extinto tilacino (lobo marsupial).

Sin Titulo 2 Copllia

Ahora, además, hemos de sumar otro descubrimiento extraordinario: los primeros sitios arqueológicos aborígenes antiguos sumergidos encontrados en el fondo marino, en aguas de Australia Occidental.

Esto es posible porque, durante la mayor parte de la historia humana de Australia, los niveles del mar fueron mucho más bajos de lo que son hoy, y había tierra seca adicional donde vivía la gente. Cuando la gente llegó por primera vez a Australia hace 65.000 años, el nivel del mar era aproximadamente 80 m más bajo que el actual.

Miles de generaciones de personas habrían vivido sus vidas en estos paisajes ahora bajo el agua, como evidencian estos restos arqueológicos hallados.

Image

Durante los últimos cuatro años, un equipo de arqueólogos, especialistas en arte rupestre, geomorfólogos, geólogos, pilotos especialistas y buzos científicos en el Proyecto de Historia Profunda del Mar del País financiado por el Consejo de Investigación Australiano han colaborado con la Corporación Aborigen Murujuga para encontrar y registrar sitios arqueológicos sumergidos, frente a la costa de Pilbara.

Se hallaron así dos sitios arqueológicos submarinos en el Archipiélago Dampier. El primero, en el Cabo Bruguieres, comprende cientos de artefactos de piedra, incluidos molinos y piedras de moler, en el fondo del mar a profundidades de hasta 2,4 m.

En el segundo sitio, en Flying Foam Passage, se hallaron rastros de actividad humana asociados con un manantial de agua dulce sumergido, 14 m bajo el nivel del mar, que incluye al menos una herramienta de corte de piedra confirmada hecha de material de origen local.

Los datos ambientales y las fechas de radiocarbono muestran que estos sitios deben haber tenido más de 7.000 años cuando fueron sumergidos por el aumento del nivel de los mares. Gracias al océano, de hecho, su nivel de conservación es bastante notable.

Image

Protección

Con todo, los sitios arqueológicos sumergidos están en peligro de destrucción por erosión y por actividades de desarrollo, como instalaciones de petróleo y gas, tuberías, desarrollos portuarios, dragados, botes de desechos y pesca industrializada.

La protección de los sitios culturales subacuáticos de más de 100 años está consagrada en la Convención de la UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Cultural Subacuático (2001), adoptada como ley por más de 60 países, pero no ratificada por Australia.

En Australia, las leyes federales que protegen el patrimonio cultural subacuático en las aguas de la Commonwealth se han modernizado recientemente con la Ley de Naufragios Históricos (1976) revisada y revalidada como la Ley del Patrimonio Cultural Subacuático de Australia (2018), que entró en vigencia en julio de 2019.

Esta nueva ley no protege automáticamente todo tipo de sitios y privilegia la protección del patrimonio sumergido no indígena. Por ejemplo, todos los naufragios de más de 75 años y los aviones hundidos encontrados en las aguas de la Commonwealth de Australia reciben protección automática.

Se pueden proteger otros tipos de sitios, independientemente de la edad, incluidos los sitios aborígenes e isleños del estrecho de Torres, pero solo con la aprobación ministerial. Existe la posibilidad de que los estados y territorios protejan el patrimonio indígena sumergido en base a las leyes existentes, pero los reguladores solo han gestionado convencionalmente el patrimonio submarino de períodos históricos más recientes.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios