Compartir
Publicidad
Publicidad
Viajando por el mundo se descubrió que las emociones son universales
Cajón de sastre

Viajando por el mundo se descubrió que las emociones son universales

Publicidad
Publicidad

A pesar de las fronteras, los husos horarios, los credos religiosos, los sistemas políticos, los valles, las cordilleras, las diferencias meteorológicas y hasta los colores de la piel o los arraigos culturales de cualquier otra índole, todos los seres humanos, se encuentren donde se encuentren, despliegan un abanico emocional idéntico.

Es algo que se corroboró viajando por todo el mundo, hasta que se descubrieron las 22 emociones que compartimos todos los ciudadanos del mundo.

Las 22 emociones

Un gran viajero y científico, un tal Daniel Cordaro, psicólogo de la Universidad de Berkeley, quiso elaborar un atlas geográfico de las emociones universales.

Por esa razón, durante años recorrió los cinco continentes recopilando gestos, vídeos, fotografías y sonidos de personas de todo tipo. Finalmente, Cordaro codificó casi 6.000 expresiones faciales, que estudió milimétricamente hasta producir un catálogo de 30 expresiones y 22 emociones idénticas en todos los seres humanos.

La lista es la siguiente, tal y como explica Jorge Alcalde en su libro ¿Por qué los astronautas lloran?:

  1. Diversión
  2. Enfado
  3. Asombro
  4. Aburrimiento
  5. Confusión
  6. Desprecio
  7. Timidez
  8. Alegría
  9. Triunfo
  10. Simpatía
  11. Sorpresa
  12. Deseo
  13. Vergüenza
  14. Asco
  15. Culpa
  16. Alivio
  17. Tristeza
  18. Miedo
  19. Felicidad
  20. Interés
  21. Dolor
  22. Miedo

En las aldeas remotas de Bután que ni siquiera tienen nombres y cuyos habitantes no contabilizan los años que tienen, el lenguaje universal de las emociones también funcioona. Cordaro llegó a una de ellas con un equipo reproductor de audio donde emitía sonidos relacionados con emociones procedentes de hombres y mujeres estadounidenses. En el 90 por ciento de los casos, los nativos de la aldea eran capaces de identificar a qué emoción se refería cada sonido.

Esto no significa que algunas regiones tengan sus particularidades emocionales, que sobre todo quedan reflejadas a través del lenguaje. En el mismo Bután, por ejemplo, se denomina "chogsay" a la sensación de que existe un yo interior que trasciende el estado emocional del momento, una especie de consciencia que se mantiene inalterada a pesar de los altibajos emotivos. Es decir, la ausencia de emoción.

Con todo, nacemos todos con determinadas expresiones y emociones vinculadas que nos hermanan. Lo cual deberíamos recordar siempre que viajemos a lugares remotos y nos topemos con individuos que parecen estar, a primera vista, muy lejos de nosotros a nivel intelectual o emocional. 22 emociones que nos recuerdan que todos somos terrícolas, sobre cualquier otra denominación.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos