Compartir
Publicidad

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Teruel

El mejor regalo para San Valentín, una escapada romántica a Teruel
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya se acerca la fecha, ya huele a rosas, a bombones, a cava... ¿y a maletas? Ojalá podáis disfrutar de una escapada romántica con la excusa de San Valentín y hoy os proponemos Teruel, una ciudad Patrimonio de la Humanidad por su arte mudéjar y conocida como la "Ciudad del amor".

La villa de Teruel, fundada en 1171 por Alfonso II, se encuentra situada sobre una colina próxima a la confluencia de los ríos Alfambra y Guadalaviar. En esta época nos recibe con frío, un frío que no detiene la vida en sus calles y que tal vez nos anime a abrazarnos un poco más y a disfrutar de una cena o un spa a buen resguardo, sin renunciar a conocer la ciudad.

Catedral Santa María Teruel mudéjar

Qué ver en Teruel

La arquitectura mudéjar de la ciudad de Teruel fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986, sumándose en 2001 otros monumentos mudéjares aragoneses. Un estilo delicado que se desarrolló en los reinos cristianos de la península ibérica y que incorpora influencias, elementos o materiales de estilo hispano-musulmán.

El casco urbano está hilvanado por las distintas torres que le dan su perfil característico, la torre de San Martín, la de El Salvador, la iglesia y torre de San Pedro, o el cimborrio de la de la Catedral de Santa María de Mediavilla, en cuyo interior nos espera el maravilloso artesonado de la denominada "Capilla Sixtina del Mudéjar".

Y pasamos de la Edad Media al Renacimiento, porque el Acueducto de los Arcos es considerada como una de las obras de ingeniería más relevantes del Renacimiento español.

En la Plaza del Torico (su nombre real es otro bastante menos conocido), vigilada por la fuente y la pequeña escultura que le da nombre, damos un paso más en el tiempo y nos sorprende el Modernismo de los edificios.

Torico Teruel

Estamos en el epicentro de la ciudad, la vida no se detiene ni un minuto, llueva, nieve o haga sol y aquí podemos hacer un alto para deleitarnos con los productos típicos y dulces de la pastelería más conocida (no guardéis la cámara, ya que su decoración fascina), incluida la deliciosa trenza mudéjar.

Destacan edificios como La Madrileña, la Casa El Torico, la iglesia de Salvador de Villaespesa... Un rincón que me encanta es el de la Escalinata, declarada bien cultural, una obra que aúna los dos estilos mas característicos de la ciudad, el mudéjar y el Modernismo y que une la parte alta de la ciudad con el valle.

También nos fijaremos en los restos de las murallas de la ciudad, consistentes tanto en lienzos como en portales, así como algunos torreones o podemos visitar el interesante Museo Provincial de Teruel.

Si vais en familia con niños (el romanticismo también es posible, de otro modo, y precisamente aquí os recomendaba un hotel con spa para disfrutar con los peques) no os podéis perder el parque temático Dinópolis.

Pero, de cualquier modo, la parada obligatoria para los enamorados que visitan Teruel es el Mausoleo de los amantes más famosos, escenario de celebraciones amorosas y hasta pedidas de mano.

Amantes de Teruel

Los amantes de Teruel

Tonta ella, tonto él. Seguro que lo habéis escuchado alguna vez y tras esta rima se esconde una historia de amor trágica entre dos jóvenes turolenses, Isabel de Segura y Juan Martínez de Marcilla. Aquí, en la iglesia de San Pedro de Teruel, está el Mausoleo de los Amantes, donde acabaron juntos para siempre, según reza la leyenda.

Con la entrada al Mausoleo da acceso a diferentes salas expositivas que pretenden acercar la Historia de los Amantes de Teruel al visitante:

  • El Amor en tiempos difíciles. Se explican las características sociales, políticas y culturales que rodearon los acontecimientos en el Teruel de principios del siglo XIII.

  • La Historia de los Amantes. Aquí se cuenta el relato de los hechos que acaecieron en 1217 en Teruel entre Juan Martínez de Marcilla e Isabel de Segura.

  • Los Amantes, fuente de inspiración. Sector destinado a explicar la influencia de los Amantes en el mundo de las artes (literatura, música, pintura, escultura…).

  • El Reposo de los Amantes. Aquí se encuentra el Mausoleo de los Amantes, obra del escultor Juan de Ávalos. Aquí a través de una serie de paneles se explica cómo se llevó a cabo el hallazgo de las momias.

El mes de febrero es el mes del amor en Teruel y si vais del 19 al 22 de febrero de 2015 podréis disfrutar de “Las Bodas de Isabel de Segura”, la fiesta de los amantes de Teruel. En las calles se recrea el ambiente medieval de la época, trasladándonos al siglo XIII y reviviendo las distintas escenas de la historia de Los Amantes.

El plato fuerte es la representación callejera de la leyenda de Los Amantes, constantes escenificaciones, mercadillo medieval, bufones, cuentacuentos...

Dónde alojarse en Teruel

A pesar de ser una ciudad pequeña, en Teruel tenemos varias opciones de alojamiento. A las afueras hay un parador ubicado en un palacete de inspiración mudéjar, decorado con mármoles, azulejería, arcos ojivales y detalles arábigos. Febrero es el mes de las escpadas románticas en Paradores.

El Mudayyán está situado en el centro histórico y en su subsuelo se puede visitar una galería medieval que conecta con la iglesia del Salvador y con su torre mudéjar. Son peculiares sus habitaciones, con detalles medievales (aunque también tiene una parte moderna) y su tetería, con utillaje y mobiliario marroquís.

Otra opción es el Spa Hotel Ciudad de Teruel, con circuitos termales, tratamientos de belleza y habitaciones con jacuzzi y cama tamaño Queen. Está a las afueras, con servicio de minibus gratis al centro de la ciudad.

Esperamos que disfrutéis de esta escapada romántica por San Valentín a Teruel, la ciudad del amor. No olvidéis llevar buen abrigo, saborear la deliciosa gastronomía de la zona... y que os envuelva el amor que ya se nota en el aire.

Propuestas para San Valentin

Fotos | Eva Paris y TurolJones en Flickr-CC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio