Publicidad

La torre de los Vientos, el pasado glorioso del Ágora de Atenas
Grecia

La torre de los Vientos, el pasado glorioso del Ágora de Atenas

Publicidad

Publicidad

Poco queda en pie del Ágora romana en Atenas, pero gracias a los vestigios y al monumento del que hablamos hoy, no es difícil imaginar la grandiosidad del lugar. En el animado barrio ateniense de Monastiraki se levanta la Torre de los vientos, una muestra del esplendoroso pasado romano de la ciudad.

Estamos en el corazón de Atenas, en lo más alto de la calle Eolou, donde se situaba el Ágora, el antiguo foro de la época romana, centro de la vida pública durante ese periodo, con sus templos, mercados y edificios públicos.

La Torre de los Vientos es una de las pocas construcciones que quedan en pie en el Ágora romana de Atenas. Es un edificio en forma de torre, de planta octogonal, con función de Horologion o reloj. Sus dimensiones son 12 metros de altura y casi 8 metros de diámetro, con lados de 3,20 metros.

Construida con mármol blanco del Pentélico, su friso representa a los ocho dioses de los vientos en relieve (foto de portada), personificando los puntos de la rosa de los Vientos: Bóreas (N), Kaikias (NE), Euro (E), Apeliotes (SE), Noto (S), Lips (SO), Céfiro (O), y Escirón (NO).

En su tiempo cumplía también las funciones de reloj de sol (en las paredes externas había diales de reloj, varillas que han sido restituidas en la última restauración), brújula y también tenía una veleta ubicada en lo alto, en el tejado, para poder señalar cada uno de los ocho vientos.

El interior contenía una clépsidra o reloj de agua que indicaba las horas en los días nublados y durante la noche. Aún se conservan las cañerías por donde corría el agua.

Torre Vientos Ágora Atenas

La Torre de los Vientos data de la primera mitad del siglo I a.C. Fue construida por Andrónico de Cirro, astrónomo procedente de Cirro (Macedonia), con las funciones que acabamos de señalar. Pero, con el paso del tiempo, también sirvió para otros usos.

En el período cristiano temprano, la torre fue convertida en iglesia o bien en baptisterio de una iglesia adyacente y la zona situada al noreste de la entrada fue ocupada por un cementerio cristiano.

En el siglo XV, aparece referido de distintas formas: como templo de Eolo según Ciríaco de Ancona, o como iglesia según un viajero anónimo. Más adelante, en el siglo XVIII la torre fue utilizada como el "tekke" o monasterio de los derviches, grupo religioso musulmán sufí que en su época de apogeo llegó a Atenas.

A comienzos del siglo XIX, la torre se hallaba parcialmente enterrada, pero por suerte no cayó en el olvido y fue excavada por la Sociedad Arqueológica de Atenas entre 1837 y 1845. Recientemente la torre ha sido restaurada y abierta al público, por lo que también podrás conocerla en su interior.

La torre de los Vientos de Atenas puede pasar desapercibida ante los tesoros de la Acrópolis, pero si tenemos tiempo y nos damos una vuelta por este extremo de Monastiraki podremos pagar la entrada al foro (6 euros) y conocer todos sus detalles en horario de 8'30 a 16, incluso entrar en ella, o verla desde fuera del recinto entre las columnas jónicas.

Más información | Odysseus
Fotos | Rafael Medina y Carlos Espejo en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir