Publicidad

Citas para fotografiar el otoño: el bosque de Muniellos en Asturias
Recomendaciones de la casa

Citas para fotografiar el otoño: el bosque de Muniellos en Asturias

Publicidad

Publicidad

El otoño ha llegado. Toca sacar las chaquetas y buscar destinos diferentes al sol y playa. Los días acortan, pero las temperaturas suaves invitan a recorrer nuevos paisajes. Por eso volvemos con nuestras citas para fotografiar el otoño, con el bosque de Muniellos en Asturias.

Vamos al mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa, ubicado dentro del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias, en Asturias. Comprende los montes de Muniellos y La Viliella, así como el monte de Valdebois, en el extremo suroccidental de Asturias.

El bosque de Muniellos en Asturias destaca por albergar una de las comunidades vegetales y animales más ricas de Europa. Es un paisaje cambiante en cada estación, y en otoño los robles de distintas especies, hayas y abedules en las zonas de mayor altitud, se tiñen de tonos ocres, moteados por acebos y tejos.

Muniellos fue declarado Reserva de la Biosfera en el año 2000 y posteriormente (2003) ampliada a todo el ámbito geográfico del Parque Natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Ocupa una extensión de 556 kilómetros cuadrados en un terreno de origen glaciar. Atraviesan la reserva las cuencas hidrográficas del Narcea e Ibias incluidos sus afluentes, los ríos Tablizas, Naviego y Coto.

Los bosques de la Reserva sirven de refugio a la fauna representativa de la Cordillera Cantábrica: animales emblemáticos como el oso pardo, el urogallo, la liebre de piornal y el lobo, junto a zorros, jabalíes, corzos, rebecos y aves como el pito negro y la perdiz pardilla. Junto a éstas, en las charcas y turberas habita la salamandra rabilarga y en los ríos algunos de los mamíferos que podemos hallar son la nutria y el desmán.

Lagunas Muniellos

En la Reserva encontramos como elemento arquitectónico tradicional los cortinos, curiosas construcciones de planta circular en mampostería sin cubierta utilizados para proteger las colmenas frente a los ataques de oso. También existen otras construcciones típicas como brañas, calechos, cabanas, fuentes, lavaderos...

Marco excelente para nuestras fotografías, centrados ya en Muniellos, son las famosas lagunas del Pico de la Candanosa, cuatro hipnóticos escalones de agua que se esconden entre valles, senderos y cimas. La ascensión a estas lagunas: la Peña, Grande, Fonda y La Isla constituyen uno de los recorridos de mayor interés entre los amantes del senderismo.

Visita al bosque de Muniellos

El río Muniellos o Tablizas, afluente del Narcea, atraviesa todo el bosque, recogiendo las aguas de los numerosos arroyos que se deslizan torrencialmente a sus lados. La climatología es típicamente montañosa, con una pluviosidad elevada, excepto en verano, y nieve frecuente en la estación fría, por lo que conviene consultar las previsiones meteorológicas antes de reservar con antelación nuestra visita.

Y es que es una zona a la que no podemos acceder por libre, sino que hay que solicitar autorización previa de la manera que os detallamos más abajo. La visita comenzará en Tablizas, en el centro de recepción de la reserva de Muniellos, también conocido como Casa del Guarda.

Allí una pequeña exposición sirve de aperitivo a lo que encontraremos en el parque, y el guarda nos proporcionará la información sobre rutas y consejos para disfrutar del recorrido.

Bosque Muniellos Asturias

Existen dos posibles itinerarios, uno de ellos es más largo, siendo un recorrido circular de unos 20 kilómetros. Después de una fuerte pendiente estrecha y empedrada la senda se introduce en el bosque de robles al principio y hayas y acebos en las zonas más altas. A lo largo del recorrido hay zonas de claros donde se pueden disfrutar de las vistas de los valles cubiertos por el bosque. Los letreros nos indican el camino hacia las lagunas, el bosque de robles que dejamos atrás y el bosque de ribera que es el tramo final de la ruta.

La otra opción es más corta, una ruta que va por el fondo del valle y el recorrido aproximado es de unos 16 kilómetros ida y vuelta (corresponde con el tramo final de la ruta larga, empezando la ruta en la dirección opuesta). Por una senda más ancha y sencilla, la ruta va por el fondo del Valle de Muniellos recorriendo un bosque de ribera. También podemos llegar hasta el camino hacia las lagunas, volver o seguir por la ruta larga. Ambas rutas tienen el origen en el Centro de Recepción de Tablizas.

Recuerda que, para conservar su excepcional estado, las visitas al bosque de Muniellos, Reserva Natural, son restringidas a grupos diarios de veinte personas, y deben ser reservadas con antelación en la web oficial del Gobierno del Principado de Asturias.

El horario de visitas es del 1 de noviembre al 31 de enero de 9 a 17 horas; del 1 de febrero al 31 de marzo y del 1 de octubre al 31 de octubre de 9 a 18 horas; del 1 de abril al 30 de septiembre de 9 a 19 horas. El permiso anticipado quedará reservado hasta las 10 de la mañana, en caso de no poder acudir ante, hay que avisar o de otro modo el permiso para el día se anula.

Ya solo nos falta calzarnos las botas y no olvidar la cámara para inmortalizar momentos y paisajes gracias a las mejores fotografías del otoño en el bosque de Muniellos, Asturias. Allí nos espera una curiosa paleta de amarillos, naranjas, pardos, dorados, rojos y ocres mecidos en los árboles y crepitantes bajo nuestros pies.

Muniellos otoño

Citas para fotografiar el otoño

Más información | Reserva de Muniellos, Muniellos, Turismo Asturias
Fotos | Mario Quevedo, Israel Gutiérrez, Rubén Marcos, Canicaroja en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir