Publicidad

La pulsera turística para visitar seis monumentos de Toledo, ¿merece la pena?

La pulsera turística para visitar seis monumentos de Toledo, ¿merece la pena?
6 comentarios

Publicidad

Publicidad

Toledo es una ciudad monumental que atesora múltiples atractivos culturales fruto de su rico pasado. Algunas visitas son gratuitas, para otras podemos tener descuentos o mirar los días en que se abren las puertas sin pagar entrada. La planificación puede ser ardua, pero si vais a pasar más de un día en Toledo os recomiendo el bono o la pulsera turística.

Por ocho euros esta pulsera da acceso a varios monumentos que sólo podemos visitar pagando una entrada, pues no hay descuentos. Cada visita por separado cuesta 2.50 euros, por lo que sólo si sabemos que vamos a ir a tres de los lugares o menos no merece la pena comprar esta pulsera.

La iniciativa es del Arzobispado de Toledo y el funcionamiento es realmente sencillo. Entre las ventajas del bono turístico está que la pulsera se puede utilizar en días distintos (hasta que se rompa).

De modo que en nuestros distintos recorridos por Toledo podremos ver estos seis monumentos, sin prisas: Sinagoga Santa María la Blanca, Mezquita Cristo de la Luz, Entierro del Señor de Orgaz, Iglesia del Salvador, Iglesia de los Jesuitas y Monasterio de San Juan de los Reyes.

En mi visita a Toledo, sin demasiado tiempo de planificación, desconocía la existencia de esta pulsera, y al final solo visité, pagando, tres de los seis lugares incluidos. También pude entrar sin pagar a una de las iglesias, aunque no realizar la visita completa, ya que se estaba celebrando misa.

Sinagoga Santa María la Blanca

Si tengo que destacar alguna de las visitas, me quedaría con la Sinagoga de Santa María la Blanca (siglo XII) y su luz al atardecer, un reducto de tranquilidad justo antes de que entrara una tromba de visitantes para quebrarla.

Está situada en pleno corazón de la antigua Aljama de la ciudad. Fue construida a finales del siglo XII y recibió su nombre actual al convertirse en una iglesia de la Orden de Calatrava a principios del siglo XV, sirviendo actualmente solo como monumento visitable en el que también se hacen exposiciones y se realizan actos y encuentros culturales.

También es imprescindible la contemplación de "El entierro del Conde Orgaz" (1586-88), una obra universal de El Greco que el artista pintó específicamente para el lugar en el que se encuentra, la Iglesia de Santo Tomé, junto al sepulcro del Conde que da nombre a la pintura.

Si tenemos suerte de estar frente a la obra a solas y detenernos en sus detalles, podremos apreciar el porqué de su fama. Aquí podéis saber un poco más sobre la pintura. Por otro lado, de la Iglesia destaca su torre mudéjar, pero no pudimos visitarla porque se estaba celebrando misa. La entrada en este caso solo da acceso a la capilla en la que se encuentra "El entierro del Conde Orgaz".

Mezquita Cristo de la Luz

La tercera visita que realizamos es tal vez la que menos nos gustó. Se trata de la Mezquita del Cristo de la Luz, que es la mejor conservada de las diez mezquitas que existieron en la época musulmana en Toledo. Es del año 999 y recientemente junto a ella se han encontrado restos de una calzada romana que también podemos ver.

La antigua Mezquita de Bib-al-Mardum, o de Valmardón, también conocida como Mezquita o Ermita del Cristo de la Luz, está situada a la entrada de la ciudad por la Puerta de Bib-Al-Mardon. Su exterior es de ladrillo rojo, decorado con arquerías ciegas ultracirculares y entrelazadas sobre las cuales corre un friso de celosías.

Pero todo esto, junto al bonito jardín, también se ve desde el exterior y en realidad el interior de la mezquita no tiene demasiado que ver. Por eso la visita nos decepcionó un poco, pero si tenéis la pulsera turística no hay por qué perder la oportunidad.

En el interior podemos ver los revestimientos de yeso (los originales del s. X), en la zona islámica de la mezquita. Bajo el ábside cristiano (s. XII) se han dejado a la vista unas estructuras excavadas en la roca, presumiblemente de la etapa romana paleocristiana (s. III d.C).

Iglesia de los Jesuitas

También tuve oportunidad de ver gratis (porque era horario de misa) otro de los monumentos incluido en esta pulsera, la Iglesia de San Ildefonso o de los Jesuitas. Es una muestra característica del Barroco, con una soberbia fachada principal y una de las mejores vistas de Toledo desde las Torres, a las que solo accederemos pagando la entrada o mostrando nuestra pulsera turística.

En cuanto a los dos monumentos que no visitamos, son la Iglesia del Salvador, construida sobre una antigua mezquita musulmana; y el Monasterio de San Juan de los Reyes, que vimos por fuera, prendándonos de su fachada (destacan las cadenas de los cristianos cautivos que fueron liberados por Fernando el Católico en la toma de Málaga y Baeza) y del mirador junto a él.

El Monasterio de San Juan de los Reyes es una de las obras de la arquitectura gótica más espectaculares de España. Ubicado en plena judería, fue ordenado levantar por los Reyes Católicos para conmemorar la Batalla de Toro, con miras a ser el futuro lugar para su enterramiento. La iglesia y el claustro también merecen la pena, aunque por motivos de tiempo no pudimos llegar a conocerlos.

Organizar las visitas con la pulsera turística en Toledo

Para organizar vuestra visita a Toledo con el bono turístico podemos hacerlo uniendo las visitas al Monasterio y a la Sinagoga de Santa María la Blanca, muy cerca, en la misma Calle de los Reyes Católicos. Pensad que en esta misma calle, y al margen del bono turístico, tenemos dos museos imprescindibles: el Museo sefardí en la Sinagoga del Tránsito y el Museo de El Greco.

Con esto quiero decir que se nos puede pasar una mañana o una tarde largas haciendo solo estas visitas, teniendo además en cuenta que nos vamos a encontrar con jardines, miradores y paseos a los que es difícil resistirse. Por ello, si vas a pasar solo un día en Toledo creo que no da tiempo a aprovechar las seis visitas de la pulsera.

Un poco más adelante, a dos minutos del Museo del Greco, en el mismo barrio judío hacia el centro histórico tenemos la iglesia de Santo Tomé con el "Entierro del Conde Orgaz" y la iglesia del Salvador (mencionada en "El Lazarillo de Tormes") también muy cerca.

Más céntrica, cerca de la Catedral (una de las mejores catedrales góticas de España, de visita imprescindible y que nos llevará un buen rato), está la iglesia de los Jesuitas. Y finalmente el monumento más alejado de esta ruta sería la Mezquita del Cristo de la Luz, junto a la Puerta de Sol.

Espero que con este recorrido podáis planificar mejor vuestra visita a Toledo con el bono turístico, esta pulsera que da acceso a seis monumentos interesantes por tan solo ocho euros. Pero no olvidéis dejar hueco en vuestros planes para realizar muchos otros paseos y visitas imprescindibles en la ciudad.

Más información | Turismo Castilla-La Mancha Fotos | Eva Paris en Diario del viajero En Diario del viajero | Visitas guiadas por el Toledo judío, Inusual panorámica nocturna de Toledo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir