Compartir
Publicidad

Los diez viajes con niños que todos querríamos hacer

Los diez viajes con niños que todos querríamos hacer
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Viajar con niños. Palabras mayores, ¿verdad? Si organizar un viaje para uno o dos requiere tiempo y organización, viajar con los más pequeños de la casa implica tener en cuenta muchos otros factores, tanto económicos como logísticos, con los que los padres a veces pueden sentirse un poco limitados.

Conste en acta que yo todavía no tengo hijos, pero eso no excluye que a veces me plantee cuál será mi futuro viajero cuando estos lleguen. ¿Podré seguir dando rienda suelta a todas mis ansias de descubrir y conocer? ¿Tendré que limitarme a viajes más cortos, a destinos más cercanos? ¿O podré embarcarme en una aventura memorable, con los niños a cuestas, en la que toda la familia aprendamos de ese mundo que está ahí, esperando a que lo descubramos?

No lo sé, pero quiero pensar que sí es posible. Y mi esperanza se apoya en el ejemplo de esas tantas familias que con dos, tres e incluso cuatro hijos, han sabido dar con la fórmula para perseguir sus sueños sin renunciar a la educación de sus pequeños. Aún diría más: educándoles de la forma más completa posible, no sólo con las letras o los números, sino con los conocimientos adquiridos al vivir de primera mano otras realidades de las que tenemos mucho, mucho que aprender.

Partiendo de que el título de este post no es el más adecuado, pues cada uno tendremos nuestros propios sueños e ilusiones, voy a compartir con vosotros los diez viajes que me encantaría hacer con mis hijos. ¡Quedan abiertos los comentarios para que aportéis vuestras sugerencias!

Jamaa el Fna Marrakech
Plaza de Jamaa el Fna, Marrakech

Marruecos

Empiezo con algo “suave”. Estando tan cerca de nosotros, Marruecos es una puerta abierta a una cultura completamente diferente a la nuestra; una oportunidad única de descubrir, sin alejarnos demasiado de casa, un mundo nuevo que dejará a los niños con la boca abierta. Hablo por experiencia propia: Marruecos fue el primer destino “exótico” al que viajé a la edad de cinco años, y desde entonces mi familia y yo repetimos en numerosas ocasiones. La atrapante plaza Jamaa el Fna de Marrakech, el inmenso desierto del Sahara… Un destino barato, cercano y apasionante desde los ojos de un niño.

Egipto

Una vez pasada la primera prueba en Marruecos, Egipto es un paso más allá, algo más lejano, pero con un éxito garantizado. Los faraones, las momias, las pirámides… ¿qué pequeño arqueólogo podría resistirse a tal cantidad de estímulos? Si a ello le sumamos la experiencia de un crucero por el Nilo, con toda la magia que un viaje en barco añade a un viaje, los niños estarán encantados. Sí, debemos tener algo de cuidado con los golpes de calor, pero ahí está la piscina del barco para refrescarnos. Los niños son mucho más fuertes de lo que los padres tienden a creer: un chapuzón, una coca-cola, ¡y a seguir explorando!

Jerusalén y Belén

Sigo mirando el mundo desde los ojos de un niño (o desde los ojos de la niña que una vez fui) y os aseguro que si hay un sueño que desde bien pequeña he tenido, ha sido pisar la tierra de la que tanto me hablaban en el colegio y leía en los libros. Si en vuestra casa celebráis la Navidad, vienen los Reyes Magos y asistís a las procesiones de Semana Santa, para vuestros hijos viajar a Jerusalén y Belén será como pisar el escenario de un cuento. Y si vuestros hijos ya están algo creciditos, tanto mejor: en pocos lugares podrán aprender tanto como en este país, cuna de civilizaciones y choque de culturas y religiones. Una tierra apasionante en la que no es necesario ser creyente para sentirse atrapar.

Safari en África
Safari en Sudáfrica

Safari en África

En Kenia, Tanzania, Sudáfrica… Si hay un viaje que parezca haber sido pensado especialmente para los niños, ese es el safari. Recorrer la sabana en un jeep, hacer un picnic en el desierto, mirar a los ojos a un león en libertad , visitar un poblado nativo y dormir bajo las estrellas. Una aventura y sueño hecho realidad para niños.. y no tan niños.

Riviera Maya

He dudado mucho sobre qué destino del continente americano incluir en esta lista, y aunque me duele descartar tantas opciones (viajaría con niños a Perú, a Argentina, ¡a todas partes!), al final me quedo con la Riviera Maya en México por su excelente combinación de cultura, playas paradisíacas, una oferta gastronómica deliciosa y ¡la música mariachi! Para volver del viaje con la alegría en el cuerpo.

Japón

Vamos a dar un gran salto. Un salto enorme: nos vamos a Japón. Y es que reconozco que yo estoy mirando demasiado a través de mis propios ojos, de lo que a mi me hubiese gustado ver cuando fui niña, pero en la época súper tecnológica en la que vivimos, en una era de PlayStation, Pokemon y anime, ¿qué destino puede ser más fascinante para un niño que Japón? Si vuestros hijos forman parte de esta generación loca por los gadgets, en el barrio Akihabara de Tokio podrán pasar un día entero. O dos. Edificio tras edificio, tiendas y tiendas de electrónica y juguetes de alta tecnología donde, queráis o no, algo de dinero tendréis que gastar.

Cosplay en el barrio de Harajuku, Tokio
Cosplay en el barrio de Harajuku, Tokio

China

Y ya que hemos llegado hasta aquí, nos quedamos en Asia para descubrir la legendaria China. Emperadores, palacios, kilómetros y kilómetros de una muralla levantada para detener a un ejército, y miles de guerreros de terracota protegiendo el eterno descanso de su señor. Un país fascinante que abrirá los ojos de vuestros hijos a realidades muy lejanas a la suya.

Sudeste Asiático

Y aquí ya empiezo a hablar de viajes más largos, para disfrutar con calma… ¿Tenéis la oportunidad de escapar con vuestros hijos un par de meses para recorrer sin prisas los países que conforman el Sudeste Asiático? ¿No? De momento soñemos con ello: Tailandia, Camboya, LaosPocos destinos son tan seguros y apacibles para viajar con niños. Cultura, exotismo, playas de película, sonrisas en cada esquina y un leeeento ritmo de vida que se os contagiará. ¡No os querréis ir nunca de allí!

Ruta en autocaravana por Nueva Zelanda

Llevar, literalmente, la casa a cuestas. Para los fanáticos de El Señor de los Anillos visitar los escenarios de la película es un sueño hecho realidad, y para los que no lo son… también, porque en Nueva Zelanda se concentran algunos de los paisajes más asombrosos del planeta. Montañas nevadas, lagos turquesa, glaciares, géiseres y… ¡Mordor! ¿Alguien da más? El destino ideal para hacer rutas de senderismo y sentirse en comunión con la naturaleza.

Vuelta al mundo

El Viaje en mayúsculas. Convertirse en Phileas Fogg (Willy Fogg para los más pequeños) y recorrer el mundo entero en barco, elefante y tren, como dice la canción, parece un sueño al alcance de sólo unos pocos… y sin hijos. Pero no es así, y la red está llena de blogs de familias en ruta para demostrarlo. ¿Dar la vuelta al mundo es vuestro sueño? Pues a por él. Dejad de verlo como un inalcanzable y empezad a prepararlo. Os sorprenderá descubrir que vuestros mayor obstáculo no es el dinero sino la organización y, sobre todo, reunir el valor para tomar la decisión. Pero es que si fuese fácil… todo el mundo lo haría.

Sí, es una lista algo parcial. Faltan muchos destinos, y seguro que no estáis de acuerdo en tantos otros. Pero.. ¿cuáles son aquellos viajes que a vosotros os encantaría hacer con niños? Es vuestro turno.

Fotos | Guy Sie, Jorge Láscar, Arno Meintjes, Greg,
En Bebés y Más | Recomendaciones y buenas prácticas para viajar con bebés y niños, Viajar con niños: viajes cortos, viajes largos
En Diario del Viajero | Los diez mejores destinos españoles para viajar con niños, Los diez mejores destinos extranjeros para viajar con niños en verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio