Guía del Camino de Santiago: el Camino en bicicleta y a caballo

Síguenos

Camino en bicicleta


La Guía del Camino de Santiago preparada por Diario del Viajero, no sólo se centra en los peregrinos a pie, sino en todo aquellos que, por diferentes medios, desean llegar hasta Santiago de Compostela.

Es así que, quienes eligen no caminar, pueden optar por realizar el trayecto en bicicleta o a caballo. Dos posibilidades que ofrecen una experiencia diferente y, sin dudas, con muchos atractivos extra.

Pero claro que preparar el Camino para hacerlo en dos ruedas o montando un caballo es totalmente diferente a la preparación de la peregrinación a pie. Y es por ello que aquí intentaremos dar consejos básicos para quienes eligen estos medios de locomoción.

El Camino de Santiago en bicicleta

Ante todo habrá que planear la estrategia a seguir: qué camino realizar, en cuántas etapas dividirlo y estudiar el terreno y los perfiles de cada uno de éstos, cuántos kilómetros se realizarán a diario, dónde realizar las paradas. Así, algunas de las opciones son las del Camino Francés (760 kilómetros), el Camino Aragonés (820 kilómetros) o la ruta primitiva (315 kilómetros).

Una vez organizado el recorrido a realizar habrá que tener en cuenta detalles tales como los albergues. Claro, dado que los caminantes tienen preferencia sobre los ciclistas, hasta las 20:00. Luego de esa hora, todos son iguales. Organiza bien el equipaje en la bicicleta.

Camino en Bicicleta

  • ¿Cuándo realizar el Camino de Santiago en bicicleta? Evitar los meses de invierno. Es así que es recomendable hacerlo entre abril y septiembre. Nunca entre noviembre y marzo. Por su parte, durante los meses más calurosos (julio y agosto), evitar las horas del mediodía, hidratarse constantemente y cubrirse la cabeza de los rayos del sol.
  • Elección de la bicicleta. Aquí se combinan los aspectos personales y el camino elegido. Claro, ya que se puede realizar el Camino siguiendo el trazado de quienes van a pie y, en ese caso, lo mejor será optar por una bici de montaña (todoterreno o mountain bike). En tanto, si la decisión es la de utilizar las carreteras, las bicicletas de carretera serán las ideales. Aunque siempre existe la posibilidad de contar con una bicicleta híbrida (una mezcla de la de montaña con la de carretera) que podría llegar a ser la mejor opción.

    De todos modos lo ideal será que la bici sea ligera y se encuentre en perfectas condiciones para realizar el trayecto sin problemas y sin cargar con su peso.

  • Preparación previa. No cualquiera puede lanzarse a la aventura de realizar el Camino de Santiago, es por ello que habrá que tomar una serie de recaudos antes de partir. En primer lugar habrá que visitar a un médico para un chequeo general que apruebe que puede realizarse ese esfuerzo. Luego se podrá comenzar con el entrenamiento que podrá consistir en realizar algunos kilómetros diarios que irán aumentando con los días. A ello se le deberá agregar gimnasia y una dieta equilibrada. Si no se lo es, será necesario recurrir a un experto en ciclismo para corregir la postura y las características del pedaleo.

    Pero no sólo habrá que preparar el físico, sino también el medio de locomoción. Es así que la bicicleta deberá ser revisada y, por supuesto, llevar consigo las herramientas básicas para solucinar cualquier inconveniente que pueda surgir en el camino.

  • ¿Qué llevar? Ante todo habrá que tener en cuenta que no es un detalle menor el tema del reparto del peso. No se aconseja llevar peso sobre las espladas y, en consecuencia, las alforjas son una buena solución. En tanto bajo el sillín se podrán colocar las herramientas y algunos elementos pequeños podrán ubicarse en el manillar.

    Ahora bien, los elementos que jamás deben faltar son los bidones de agua o bebidas energizantes (uno o dos), algún alimento dulce y saldado, casco, guantes, gafas de sol, protector solar, candado para asegurar la bici, y ropa adecuada.

    Cuando se habla de ropa adecuada eso significa: poca y que cumpla su función. Abrigada, cómoda y de secado rápido. Que proteja del viento y del agua.

    Llevar siempre consigo el D.N.I. o el pasaporte, la Credencial del peregrino y algo de dinero o tarjetas de crédito o débito.
    En caso de circular por la carretera utilizar un chaleco reflectante y una bicicleta con dínamo y foco. Además, cargar con llave de tuercas, bombín de inflado y algo de aceite para realiarle los “primeros auxilios” a la bici en caso de necesitarlo.

  • Otros detalles. Nunca realizar el Camino de Santiago en bicicleta sólo. Siempre unirse a un grupo y, mientras se marcha, hacerlo en fila india. Realizar varias paradas para descansar y estirar los músculos. Beber mucha agua. En caso de tormenta alejarse de la bicicleta pero no perderla de vista.
  • El regreso. Muy pocos son los que eligen realizar el Camino de Vuelta en bici. De este modo, al llegar a Santiago desmonatar la bicicleta, empaquetarla y despacharla en el medio elegido para regresar a casa.

El Camino de Santiago a caballo

Sin dudas es esta una de las opciones más pintorescas de realizar el Camino de Santiago. Pero, también, es la menos elegida por lo complicado de su organización y por tratarse de la más costosa.

Para ello bastará con un caballo, burro o mula siempre que se encuentre en condiciones, esté herrado, domado y que no sea un animal asustadizo. Claro, dado que durante el recorrido se atravesarán carreteras, terrenos peligrosos y se cruzarán con otros animales.

Camino a caballo

  • ¿Qué necesitará el caballo? Según los especialistas el equipo completo estará conformado por los siguientes elementos: manta impermeable transpirable, silla, mantilla, sudadera, bocados, estribos, cinchas, vendas y protectores, riendas, cabezada, ramales y trabas. Además de accesorios para la limpieza, el mantenimiento y la alimentación.
  • ¿Qué necesitará el jinete? Para un viaje sin problemas, la persona que monte el caballo deberá llevar: fusta, casco, guantes, pantalones, polainas, gafas de sol y protector solar. Además de la ropa necesaria según la época del año en el que se realice el trayecto.
  • La preparación. Como toda peregrinación, antes de partir habrá que estudiar el camino a seguir y las etapas a realizar. Estudiar el terreno y conocerse con el animal. Luego, prepararse físicamente. Porque aunque parezca que el esfuerzo es mínimo, eso no es así. Los jinetes se cansan y mucho, las piernas duelen y el rozamiento en la entrepierna puede llegar a lastimar.

    Es por ello que habrá que realizar paradas en las etapas, estirar las piernas y hacer descansar a los animales. Aprender a trotar y a galopar y, muy importante, saber a qué riesgos se enfrentan al realizar el Camino a caballo. Ser valientes y no asustarse porque ello se transmite al animal y eso puede ser muy peligroso.

  • Detalles. Los grupos deben cabalgar en fila india y no ocupar toda la vía. Algunos enfrentan el camino a caballo como un trayecto de ida y de vuelta, mientras que otros lo realizan con coches de apoyo y el retorno es en ese vehículo. En tanto, algunos regresan en tren. Ates de partir averiguar sobre los albergues que ofrezcan un sitio donde los caballos puedan descansar. Vale destacar que, entre todas las opciones, es el Camino Francés el que posee con una infraestructura mejor adaptada para hacer la peregrinación a caballo.

Fotos | Flickr de Viajar24h.com y de tibchris
En Diario del Viajero | Guía del Camino de Santiago

Guía del Camino de Santiago

1. Introducción
2. La historia del Camino de Santiago
3. Preparar el Camino de Santiago (I)
4. Preparar el Camino de Santiago (II)
5. Guía del Camino de Santiago: el Camino Francés (I)
6. Guía del Camino de Santiago: el Camino Francés (II)
7. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino Francés
8. Guía del Camino de Santiago: el Camino Aragonés
9. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino Aragonés
10. Guía del Camino de Santiago: el Camino del Norte
11. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino del Norte
12. Guía del Camino de Santiago: el Camino Inglés
13. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino inglés
14. Guía del Camino de Santiago: el Camino Portugués
15. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino Portugués
16. Guía del Camino de Santiago: la Ruta de la Plata
17. Guía del Camino de Santiago: joyas de la Ruta de la Plata
18. Guía del Camino de Santiago: el Camino Mozárabe
19. Guía del Camino de Santiago: joyas del Camino Mozárabe
20. Guía del Camino de Santiago: alojarse en el Camino

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario