Compartir
Publicidad

Visita al Park Güell de Barcelona

Visita al Park Güell de Barcelona
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Park Güell nació como el proyecto de una urbanización de casas de alto nivel encargado por el conde Eusebi Güell a su amigo el arquitecto Antoni Gaudí. Ambos querían recrear el estilo de urbanización ajardinada de los condominios ingleses, de ahí que el nombre original del lugar sea Park Güell, en inglés. El enclave para dicho proyecto era inmejorable, pues la Montaña Pelada donde se situaría (también llamado Monte Carmelo) permitía situar las viviendas en plena naturaleza y con unas maravillosas vistas del mar y la llanura de Barcelona.

La idea era realizar un conjunto de zonas comunes para la urbanización –las cuales se realizaron y forman lo que hoy conocemos como Park Güell– y, alrededor de éstas, proyectar 60 parcelas de forma triangular de entre 1.200 y 1.400 metros cuadrados, de los que sólo la sexta parte podían ser construidos.

Sin embargo, Güell y Gaudí no encontraron respuesta comercial a su proyecto, entre otras razones por estar retirado de la ciudad y con difícil acceso, y sólo dos de las parcelas fueron vendidas. Una de ellas la compró el propio Gaudí donde construyó su propia vivienda, hoy abierta como Casa-Museo Gaudí, y donde residió entre 1906 y 1925. La otra fue adquirida por un amigo de ambos, el abogado Martí Trias i Domènech, quien levantó allí la Casa Trias, obra del arquitecto Juli Batllevell.

El Park Güell comenzó a construirse en noviembre de 1900, comenzando por levantar la cerca que rodea el parque y construyendo la escalinata, los pabellones de entrada, el refugio para carruajes, así como el sistema de alcantarillado, caminos y viaductos que lo cruzan. Ya en 1904 se levanta la casa de Gaudí que haría las veces de vivienda piloto, en 1908 se realizó la Sala Hipóstila y en 1913 se terminó el teatro griego con el banco ondulado. En 1914 se paralizaron las obras .

Tras la muerte del conde Güell en 1918, sus herederos tomaron la decisión de vender el Park Güell al Ayuntamiento de Barcelona para que fuese convertido en espacio público, abriéndose en 1926.

Considerado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1984 –dentro del conjunto de Obras de Antoni Gaudí que agrupa a otras seis de sus edificaciones- el Park Güell es una preciosa muestra de la etapa naturalista del arquitecto catalán. En dicha etapa se inspiró en las formas orgánicas de la naturaleza para sus diseños y desarrolló diversas soluciones estructurales a través del análisis de la geometría reglada. Desafió las premisas de la arquitectura clásica y no huyó del barroquismo, pero siempre con formas que evocan a la naturaleza y llenas de simbolismos que van desde la mitología, el catalanismo o la religión católica.

Datos útiles de la visita al Park Güell

Existen tres accesos al Park Güell: el principal por la calle de Larrard, el del pasaje de Sant Josep de la Muntanya, al que llegamos por unas escaleras mecánicas y el de la carretera del Carmel nº. 9 donde está el aparcamiento para autocares turísticos. Son varias las líneas de metro y autobús para llegar allí, así como los autobuses turísticos, por lo que os recomiendo consultar aquí cómo os viene mejor. El precio de la entrada en taquilla es de 8€ (5,60 € para niños, mayores de 65 y discapacitados) pero se aconseja reservar las entradas por internet ya que sale un euro más barato y además te ahorras un tiempo considerable de cola.

Fotos | Roberto Arévalo

En Diario del Viajero | El Paisaje de los Genios: Reus y Gaudí

En Diario del Viajero | Time lapse: La Sagrada Familia desde un mini helicóptero

Visita al Park Güell de Barcelona 0

» «
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos