Compartir
Publicidad

Las cuatro islas más desconocidas de Europa

Las cuatro islas más desconocidas de Europa
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Existen lugares relativamente cercanos sobre los cuales no es sencillo encontrar información. De hecho muchos de ellos quedan olvidados por las guías turísticas. Hoy en Diario del Viajero hablaremos de cuatro de las islas más desconocidas de Europa.

Todas ellas son una buena propuesta para este verano y además nos ofrecen servicios con precios bien ajustados a los tiempos actuales de crisis.

1. Porquerolles, Francia.

Porquerolles es la más grande de las tres islas que forman el archipiélago de Hyères y en su mayoría su territorio está protegido como un parque nacional. En esta isla podremos disfrutar de excelentes playas de arena fina rodeadas de pinares además de los abundantes eucaliptos y viñedos que le otorgan un paisaje particular.

El pueblo fue edificado en el siglo XIX por la administración militar y su arquitectura tiene una clara reminiscencia colonial.

A la isla solo podemos acceder en barco. En temporada alta sale cada 30 minutos y tarda 15 en cruzar. Es muy recomendable alquilar una bicicleta y recorrer las diferentes playas de la isla.

2. Fasta Åland, Finlandia.

Podemos acceder a esta isla finlandesa en barco o avión desde Helsinki, Estocolmo y Turku. Se trata de la isla principal del pequeño archipiélago que forman las Islas Åland, situado entre Suecia y Finlandia. Aunque su cultura y lengua son suecas, pertenece a Finlandia desde 1919.

Mariehamn, la capital de la isla, tiene bonitas zonas para pasear y nos ofrece diferentes museos de interés.

Fasta Åland es la tercera isla más grande de Finlandia.

3. San Domino, Italia.

Esta isla italiana es la atracción turística más grande dentro del archipiélago de Tremiti. Esta cubierta de pinos y se localiza en el mar Adriático a unos 25 km al este de la península del Gargano. Posee innumerables grutas entre las cuales destaca la Bove Marino, algunos la comparan con la afamada isla de Capri.

Este archipiélago fue visitado en la Antigüedad por ilirios y griegos. La mitología cuenta que las islas fueorn origindas al arrojar el rey argivo Diomedes tres grandes peñascos al mar.

4. Vlieland, Países Bajos.

Es una de las islas Frisias pertenecientes a los Países Bajos, situada entre Texel y Terschelling. El mar del Norte queda al noroeste y se arriba desde la ciudad de Harlingen. En la isla nadie puede utilizar coches, de hecho hasta los residentes tienen restringido su uso por lo que encontraremos sus calles llenas de peatones y ciclistas.

No podemos dejar de explorar los innumerables bosques que tiene la isla, las dunas de arena y las playas.

Imagen | joe00064 En Diario del Viajero | 15 islas para perderse en Europa En Diario del Viajero | Bled, la isla más romántica de Europa En Diario del Viajero | Las 10 mejores islas del Mediterráneo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio