Compartir
Publicidad

Egipto: Tras los pasos de la Sagrada Familia

Egipto: Tras los pasos de la Sagrada Familia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En estas fechas tan señaladas se me ocurre recomendaros un destino tal vez un poco peculiar pero, en cierta forma, relacionado con la época en la que nos encontramos. ¿Os imagináis viajar a Egipto en Navidad? Además de escapar de los típicos tópicos y maravillarnos con la historia del país, podemos hacer una ruta algo alternativa tras los pasos de la Sagrada Familia.

¿Quién no recuerda la historia? Según el Evangelio de San Mateo, poco después de nacer Jesús, José y María huyeron con su hijo a Egipto para escapar del rey Herodes, quien había ordenado asesinar a todos los niños menores de dos años por miedo a que alguno de ellos fuese el Mesías que le arrebatase el trono.

A pesar de no existir ninguna fuente fidedigna que pueda confirmarlo, la tradición copta sostiene que la Sagrada Familia llegó a pasar cuatro años en el país, y si bien las rutas planteadas varían en orden y algunas paradas de menor importancia, hoy día existen en Egipto más de veinte lugares que aseguran estar relacionados con su peregrinaje. Conozcamos algunos de ellos:

Deir Abu Hennes

El monasterio de San Juan es uno de los lugares más importantes para la comunidad copta de Egipto. Dos veces al año, fieles de todo el país se acercan hasta aquí para conmemorar la llegada de la Sagrada Familia en enero, y para venerar a la Virgen María en junio.

Tell el Farama

Esta ciudad (Pelusium, en la antigüedad) situada en el extremo nordeste del delta del río Nilo fue la primera parada de la Sagrada Familia al llegar al país. Si bien hoy día de la ciudad no queda nada, algunas excavaciones han sacado a la luz restos, en su mayoría romanos, que pueden interesar a los más apasionados de la arqueología.

Mostorod

Tras detenerse en Tell el Farama, la Sagrada Familia se dirigió a Mostorod, al norte de El Cairo. Allí es posible visitar una antigua iglesia que protege una cueva donde la familia se refugió varios días. A pocos kilómetros, en Tel Basta hay un manantial que, si hacemos caso a la tradición, brotó milagrosamente cuando el niño Jesús se acercó a la zona.

Sakha

También conocida como Pekha-Issous (nombre que en copto significa “el pie de Jesús”), esta moderna ciudad guarda una roca donde puede apreciarse una huella atribuida al pie de Jesús.

Matariya

En el distrito de Matariya, en El Cairo, un antiquísimo sicomoro encorvado sobre sí mismo presume de haber proporcionado sombra a María, y no a demasiada distancia se encuentra la fuente donde se dice que ésta lavó al niño y sus ropas. Mucho más curiosa es la leyenda que asegura que en este barrio el pan no fermenta debido a que la Virgen se vio negada de este alimento cuando pasó por allí.

Cairo Antiguo

Bajo la Iglesia de San Sergio y San Baco, del siglo IV, se encuentra otra cueva subterránea en la que la Sagrada Familia vivió largo tiempo. Se trata, por tanto, de otro lugar importante para la comunidad copta y que recibe muchas visitas, en sana competencia con la Iglesia Colgante o Al Muallaqa situada muy cerca.

Maadi

En el lugar exacto donde la familia tomó un barco para continuar su viaje hacia el sur de Egipto se levanta hoy día una Iglesia consagrada a la Virgen en la que se conservan los mismos escalones que pisaron Jesús, José y María para alcanzar el río.

Evidentemente, creer en la veracidad de estos lugares es algo que está sujeto a la Fe de cada uno. Pero no por ello son menos interesantes, al contrario: nos abren la puerta a conocer otra cara de Egipto. Una cara de minorías, diferente, y que sólo descubriremos si dejamos a un lado los faraones y vamos tras los pasos de la Sagrada Familia.

En Diario del Viajero | Egipto: los 10 imprescindibles (I), (II)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos