Compartir
Publicidad

Las catacumbas romanas

Las catacumbas romanas
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una viaje en el tiempo. Un viaje a las profundidades. Ello ofrecen las catacumbas romanas utilizadas como sitio para sepultar a los muertos cristianos. Lugares que comienzan a aparecer durante la primera mitad del siglo II d.C., se multiplican en el siglo III y alcanzan su máximo desarrollo con el pasar del siglo IV.

Se trata de extensos sistemas de túneles, en forma de laberinto y con espacios dedicados al culto y, claro, a nichos destinados para ser el último descanso de muchas personas.

Un recorrido recomendable para aquellos que gusten combinar historia, leyendas y mitos. De este modo, aquellos que se acerquen a la zona de la Vía Appia podrán encontrar la mayor cantidad de catacumbas para elegir cuál conocer, aunque también hay otras opciones en otros puntos de la ciudad.

Veamos, entonces, cuáles son las más importantes:

  • Catacumbas de San Calixto (San Callisto): Ya hemos hablado de ellas aquí en Diario del Viajero. Se trata de un sitio que se extiende en un predio de 30 hectáreas rodeado de muros y con varias entradas y salidas. Un sitio donde, entre otras cosas, se podrán apreciar la Cripta de los Papas y la Cripta de Santa Cecilia.
  • Catacumbas de San Sebastián (San Sebastiano): Se ingresa allí a través de la basílica del mismo nombre. Un nombre que toma dado que fue allí donde fue sepultado el mártir San Sebastián. Además, en ese sitio se venera a los apóstoles Pedro y Pablo, ya que se estima que en algún momento sus reliquias se trasladaron a este lugar.
  • Catacumbas romanas
  • Catacumbas de Domitilla: se trata de las más extensas de Roma. Se encuentran en lo que era la propiedad de Flavia Domitilla, una joven noble cristiana que fue desterrada por su religión. Uno de los puntos más importantes del recorrido es la basílica semi-subterránea de los mártires Nereo y Aquileo que fue construida en el siglo IV.
  • Catacumbas de Priscila: es una de las más antiguas y más grandes de Roma. Sus orígenes se remontan hacia finales del siglo II porque es allí donde descansaban los restos de la familia de Priscilla, el fundador de este lugar.
  • Catacumba de Santa Agnese: se trata de una de las cuatro catacumbas que se ubican en la Vía Nomentana. No hay muchos más detalles al respecto aunque se cree que estas catacumbas pertenecieron a su familia.

Más información | Le Catacombe Cristiane di Roma Foto | Flickr de Donna_Rutherford y archer10 En Diario del Viajero | Roma: El Panteón de Agripa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio