Publicidad

Tumbas de Hodota: un lugar poco conocido de Japón que ha sido restaurado a su antiguo estado
Japón

Tumbas de Hodota: un lugar poco conocido de Japón que ha sido restaurado a su antiguo estado

HOY SE HABLA DE

Construidos entre los siglos III y VII, los kofun son antiguos túmulos japoneses que servían de tumbas elaboradas para poderosos clanes.

La forma más común de kofun era el zenpō-kōen-fun, una tumba masiva erigida en forma de ojo de cerradura.

Kofun

Si bien se estima que hay más de 160 000 kofun dispersos por todo Japón (con 700 solo en Tokio), son bastante difíciles de vislumbrar; para el ojo inexperto, pueden parecer meros montículos de tierra.

Hodota Kofungun Futagoyama Kofun

Por esta razón, los túmulos funerarios del Complejo Kofun de Hodota (o Hotoda) en el noreste de Saitama son anomalías. Con la ayuda de algunos trabajos de restauración significativos, se ven casi exactamente como se habrían visto hace 1.500 años.

Un volcán también tiene mucho que ver con su estado de conservación: cuando el cercano Monte Haruna entró en erupción en el siglo VI, sus gruesas cenizas cubrieron los tres montículos que componen el complejo, preservándolos durante más de un milenio hasta que fueron desenterrados en el siglo XIX.

ñ

Los tres kofun del complejo son enormes, cuidadosamente conservados y bien mantenidos. El Futagoyama Kofun, el más grande de los tres, mide unos 108 metros de largo y 10 metros de altura.

Según una excavación de 1935, se encontró un hueco con un diámetro de 4-5 metros en la parte circular posterior, que es donde probablemente se encontraba la cámara funeraria.

En 1967, un avión de entrenamiento de la Fuerza de Autodefensa Aérea de Japón se estrelló junto al kofun, causando daños considerables. Durante el trabajo de restauración, se encontraron numerosos haniwa, algunos en forma de caballos, personas, aves acuáticas, etc., además de las variedades cilíndricas más comunes.

o

La penetración en el interior del kofun se vio obstaculizada por la filtración de agua subterránea, y el trabajo posterior se suspendió. En 1991, se llevaron a cabo más excavaciones junto con la construcción del Parque Futagoyama circundante, lo que resultó en el descubrimiento de que la tumba había estado rodeada por un foso y el descubrimiento de más artefactos.

Yakushizuka Kofun, el segundo montículo, ahora es parte del Templo Saikō-ji, y solo una pequeña porción de él es visible hoy.

Ckt20111 C13 18 Kamitsukenu Haniwano Sato Park

El Hachiman-zuka Kofun fue el hogar de 400.000 fukiishi, o piedras para techos, y 6.000 figuras cilíndricas de haniwa, o arcilla de terracota. Estos haniwa típicamente representan humanos, animales y casas, ofreciendo instantáneas tangibles de la vida cotidiana durante el período Kofun.

Hoy, réplicas de tales haniwa rodean el complejo en masa, algunos con escudos como para proteger el lugar de enterramiento restaurado.

g

¿Cómo ir?

El antiguo complejo de kofun está a 30 minutos en autobús desde la estación de Takasaki. Si está interesado en la arqueología japonesa, asegúrarte de visitar el Museo Kamitsukenosato, donde se muestran los artefactos que se han desenterrado del sitio.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios