Compartir
Publicidad
Publicidad
Peregrinando al reino de la meditación
Asia

Peregrinando al reino de la meditación

Publicidad
Publicidad

¿Hasta qué punto la felicidad puede plasmarse en la pantalla de un escáner cerebral? Ésa es la pregunta que se realizó el psicólogo y psiquiatra Richard Davidson, que viajó en 1992 a India.

Davidson había sido invitado por el Dalái Lama, empujado por su fascinación por las técnicas orientales de relajación.

Un lugar para la felicidad

Por aquel entonces, las innovadoras técnicas de visualización del cerebro en tiempo real se centraban principalmente en esclarecer los circuitos del miedo y la ansiedad en el cerebro. Sin embargo, el Dalái Lama, al saber de las investigaciones de Davidson, le sugirió lo siguiente:

Tu gente está usando técnicas neurocientíficas muy sofisticadas para estudiar el miedo, la ansiedad y la depresión. ¿Por qué no los usas para estudiar la compasión y la amabilidad?

Takshang 669959 960 720

Inspirado por el Dalái Lama, Davidson dio un giro radical a sus investigaciones nada más llegar a su laboratorio de la Universidad de Wisconsin-Madison. El estudio que llevó a cabo entonces sugería que la meditación produce cambios en el cerebro asociados a emociones más positivas y mejoras en la función inmune.

Para llevar a cabo su estudio, Davidon realizó escáneres cerebrales a monjes budistas mientras meditaban. Llevó a cabo este trabajo en colaboración con el monje francés Matthieu Ricard, budista del monasterio de Shechen, en Katmandú (Nepal), que posee además un doctorado en biología molecular. Lo que descubrió es que las personas que meditaban eran más saludables porque generaban emociones más positivas.

Bhutan 1605236 960 720

Éste y otros estudios han convertido Nepal es una especie de reino de la felicidad, sobre todo en el caso de Bután, un pequeño reino en la cordillera del Himalaya, entre Nepal, Tíbet (China) e India.

Tiene 800.000 habitantes y se conoce como “la tierra del Dragón del Trueno” (de su denominación en butanés Druk Yul), y, además de ser una capital de la felicidad, también es un lugar singular en muchos aspectos. Por ejemplo, el animal nacional, el Takin, fue creado con la cabeza de una cabra, la nariz del alce, el cuerpo de una vaca y las orejas de un caballo. El deporte nacional es el tiro con arco. La venta de tabaco está prohibida. Y si queréis visitarlo, cuidado: el país restringe la cantidad de turistas que recibe.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio